Ir a contenido

La Fiscalía recurre el procesamiento del PP por destruir ordenadores de Bárcenas

No considera probado el delito de daños informáticos ni el de encubrimiento

EFE / MADRID

Luis Barcenas, extesorero del Partido Popular, sale de la Audiencia Nacional.

Luis Barcenas, extesorero del Partido Popular, sale de la Audiencia Nacional. / JOSÉ LUIS ROCA

La Fiscalía de Madrid ha recurrido el procesamiento del PP por el borrado de dos ordenadores usados por el extesorero Luis Bárcenas, al no ver probado el delito de daños informáticos ni el de encubrimiento, que además considera que no es aplicable a una persona jurídica.

Por ello, en su recurso al Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, al que ha tenido acceso Efe, la fiscala Carmen Luciáñez pide revocar el auto de procesamiento tanto para el PP, como para su tesorera y gerente, Carmen Navarro; el asesor jurídico del partido, Alberto Durán; y el director de sistema de información de la formación, José Manuel Moreno

Tras recordar que el Código Penal no contempla responsabilidad penal de las personas jurídicas en delito de encubrimiento, Luciáéz señala que no se puede acusar al PP del delito de daños "por no haber establecido un modelo de organización y gestión adecuado" como sostiene la juez cuando el responsable de informática del partido se limitó a aplicar la "Ley de Protección de Datos al borrado seguro del ordenador".

DATOS RELEVANTES

El recurso destaca que el extesorero "ha entrado en diferentes contradicciones que no permiten acreditar cuál era ese contenido". Sobre este procedimiento en concreto, la fiscal recuerda que, al inicio de esta causa, Bárcenas declaró en febrero que no recordaba qué información guardaba en esos ordenadores.

Un mes después manifestó haber hecho "un esfuerzo de memoria" aportando "una pequeña lista" con pantallazos de correos electrónicos, agenda con reuniones con su predecesor, Álvaro Lapuerta, y donantes del PP, escaneados de diversos pagos de la contabilidad b, presupuestos de campañas electorales y operaciones personales de venta de cuadros, entre otros datos.

"No podemos considerar acreditado, ni siquiera indiciariamente, el contenido de dichos ordenadores. Y según el Sr. Bárcenas para poder acreditar dicho contenido solo tenemos su palabra", destaca. Respecto al delito de encubrimiento, tampoco se puede determinar si los datos eran relevantes en la investigación sobre la supuesta contabilidad b del PP ni que su destrucción "tuviera como maniobra la ocultación, alteración o inutilización del cuerpo, los efectos o instrumentos del delito para impedir su descubrimiento".

La fiscala también considera que no hay argumento para procesar a los tres miembros del PP implicados porque ninguno ha sido investigado "sobre la contabilidad no oficial" del PP, ya que hasta la salida de Bárcenas del partido en marzo de 2010 "ninguno de ellos tenia vinculación" ni con el extesorero ni con el PP.