Pros y contras Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Todavía comestibles

Ada Parellada ofrece una cena de nivel gastronómico y nada convencional, con todos aquellos alimentos que estaban en 'el corredor de la muerte' y que se han podido salvar para convertirse en una comida memorable y simbólica

1
Se lee en minutos

Anuncio del Ayuntamiento de Barcelona de la Semana de alimentación sostenible

Se celebra la Semana Ciudadana para una Alimentación Sostenible y pienso en aquel documental emocionante de Agnès Varda -'Les glaneurs et la glaneuse'- en el que se dedica a recorrer Francia en busca de todos aquellos que "recuperan": las patatas magníficas en forma de corazón que estaban a punto de ser lanzadas a la basura, el hombre que visita los mercados cuando ya han cerrado y recoge los desechos. Todavía comestibles. Es también lo que hace, por ejemplo, Ada Parellada en su restaurante Semproniana con el Gastrorecup, una iniciativa que vuelve este martes, en una séptima edición que recoge la experiencia singular de todos estos años.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Se trata de ofrecer una cena de nivel gastronómico y nada convencional, con todos aquellos alimentos que estaban en 'el corredor de la muerte' y que se han podido salvar para convertirse en una comida memorable y simbólica. La singularidad es que ella no sabe qué ingredientes tendrá hasta el mismo día (depende de los descartes, de todo lo que abandonamos) y que el comensal no elige, sino que se entrega a la inmediatez, a una especie de transfiguración laica y sabrosa que es a la vez una denuncia del despilfarro. Pequeñas acciones que importan, como dice Parellada. 

Temas

Gastronomía