07 abr 2020

Ir a contenido

Al contrataque

El rey Juan Carlos, en una visita al Congreso.

EFE / JUANJO MARTÍN

Carta a los reyes

Xavier Sardà

Juan Carlos, si tienes lo que un rey tiene que tener, da todo el dinero de las comisiones al Ministerio de Sanidad

Juan Carlos, nadie puede tenerte en mejor consideración que tu hijo, que te ha retirado la asignación y no quiere la herencia que le puedas dejar. Ni presunto ni hostias. Tu hijo te ha delatado, emérito. Si tu hijo lo ve así, imagínate cómo lo ve el común de los mortales. 

Los obtusos del PSOE dicen que eres inviolable y que no puede haber comisión de investigación. Que la pidan los socialistas y que sean los juristas, si acaso, los que la denieguen. No sé si eres inviolable, Juan Carlos, pero este país debería serlo. Eres un traidor a la confianza, la consideración y la simpatía que te había otorgado la mayor parte del pueblo español. Tú y Pujol sois la tétrica pareja de padres de la patria acanallados.  Pero la fiscalía suiza está en el tema, Juan Carlos, y ni tu hijo cree en tu inocencia. Si tienes lo que un rey tiene que tener, da todo el dinero de las comisiones al Ministerio de Sanidad. ¿Demagogia...? Los hospitales están colapsando literalmente. A ver si tanta misa te sirve para expiar tus pecados, Juanito. Suelta la pasta.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Felipe, hay que ver lo que tiene que hacer uno para que la monarquía dure un rato más. Te vi en el discurso y la cacerolada fue brutal en todas partes. Ruido ensordecedor no solo en las comunidades con gobierno desafecto. Unanimidad sonora. Muchos monárquicos estarían en silencio, digo yo.

 Un discurso para decir lo mismo que el Gobierno no tiene mucho sentido. Tendrías que habernos contado que hace la monarquía para conseguir material sanitario. Tendrías que habernos contado cómo usas tu influencia para que lleguen cargamentos de material sanitario de empresas y gobiernos. Tenías que decirnos que lo estabas intentando. Tenías que decirnos que tenías previsiones de intentarlo. Un rey tiene que tener el coraje y el valor de arremangarse y acercarse a los hospitales de la desesperación. Un rey tiene que latir con la gente agotada y moribunda. ¿Que esto no tiene sentido...? Coño, será que la monarquía tiene mucho. Sí, Felipe, sangre sudor y lágrimas. Y si pillas el coronavirus, bienvenido al mundo.