Ir a contenido

Dos miradas

Presentación de robots en la feria CES de Shanghái, el pasado junio. 

EFE / PAULA ESCALADA MEDRANO

Lo que sí toca (y 5)

Emma Riverola

Amoldar el sistema educativo es el gran reto ante la irrupción de los robots

En las próximas décadas los robots asumirán la mayor parte del trabajo. La creatividad, la adaptabilidad y la capacidad de interrelacionar personas y disciplinas serán facultades imprescindibles para abordar el desafío. Amoldar el sistema educativo es el gran reto, pero implica un debate profundo y colectivo que ahora no encabeza la agenda social.

¿Qué hacemos con el conocimiento? Nuestro cerebro no puede competir con un robot al que se le han introducido cantidades ingentes de datos. Eso apunta a educar en la curiosidad por aprender más que en la adquisición automática de conocimientos. Pero la curiosidad puede ser letal si se pierde en liviandades. Y tenemos un problema con el uso de las redes. Rendimos tiempo, atención y capacidad de raciocinio a un exceso de información no jerarquizado ni fiable.

En el estudio (también de la historia o la filosofía) se encuentran las claves para aprender a pensar, para valorar la información y blindarnos frente a la manipulación. Pero solo si lo convertimos en objeto de debate. Si se consigue implicar a los estudiantes en la reflexión, atendiendo a sus diferentes capacidades, es posible que desarrollemos mentes más adaptables a un futuro tan inminente como inédito. Pero todo ello se acerca a la utopía. La realidad es un sistema educativo cercano al colapso. La universalidad de la educación no debe ser la universalidad de la mediocridad o la carencia. Faltan recursos. Y auparlo en la agenda social.

Temas: Robots

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.