Ir a contenido

CONTRAPUNTO

España, líder en cerdos y en purines

Salvador Sabrià

En Catalunya ya hay más cabezas de ganado porcino que personas

El negocio del ganado porcino se mantiene al alza en España, y de forma destacada en Catalunya, con todas las ventajas e inconvenientes que esta actividad comporta. Y lo hace situándose como líder europeo, desbancando a la que había sido la primera potencia, Alemania. En el 2014, los líderes europeos en cerdos eran los alemanes, seguidos de los españoles, que criaron 26,5 millones de animales. Tres años más tarde, según los últimos datos publicados esta semana por la oficina europea de estadísticas Eurostat, España, con 30,1 millones de cerdos, se consolida como el país con más ganado porcino de la Unión Europea (UE), con Alemania detrás (27,6 millones) y a mucha más distancia Francia (13,1 millones), Holanda (12,3) y Polonia (11,9). En el conjunto de la UE, la cabaña de cerdos asciende a cerca de 150 millones de cabezas.

Otra cosa es la relación entre cerdos y personas: aquí el liderazgo le corresponde a Dinamarca, con 215 cabezas por habitante, seguida de Holanda, con 70 por cada 100, y España, con 63 cabezas de porcino por cada 100 habitantes. Aunque si se baja más al detalle, Catalunya pasaría a la segunda posición ya que acapara más de 28% de todas las cabezas de porcino, lo que en el 2026 supuso 7,8 millones de cerdos, mientras que la población de humanos ascendía a 7,5 millones ese mismo año. Es decir, más cerdos que catalanes censados.

Poca broma. La agroindustria catalana, en la que tiene un papel predominante el sector porcino, representa el 3,6% del producto interior bruto (PIB) catalán y más del 18% del PIB industrial. Es una de las mayores fuentes de ingresos del país. Pero también es uno de los principales focos de contaminación del agua por el exceso de purines. La Agència Catalana del Aigua (ACA) realizó un informe sobre los problemas que origina el exceso de nitratos de origen agrario en las masas de agua subterránea de Catalunya y llegó a la conclusión de que el 50% de estas aguas están en mal estado químico, y en el 83% de ellas con excesos de nitratos. Para situar la magnitud del problema vale la pena recalcar que en casi el 70% del territorio de Catalunya depende de las aguas subterráneas para su abastecimiento. 

En el mismo informe se constataba que para paliar los problemas de falta de agua potable por no poder utilizar la de zonas afectadas por nitratos se habían gastado entre el año 2000 y el 2016 alrededor de 100 millones de euros de dinero público (entre actuaciones del ACA, los ayuntamientos y otras entidades públicas).  

Otro informe del Síndic de Greuges recomendaba, a finales del 2016, que se adoptasen medidas lo más rápido posible para reducir la cabaña porcina, fijar algún tipo de tributo para que sea la industria ganadera la que se haga cargo de la depuración de la contaminación que produce, o que la Administración cree más líneas de ayudas para gestionar este problema. A veces, ser líder, más que una gracia es una desgracia

0 Comentarios
cargando