Fenómeno en la cartelera

De Hollywood a Lleida: el cine se lanza a explicar los abusos del MeToo

'Al descubierto', sobre el escándalo de Harvey Weinstein, coincide con el estreno del documental 'El sostre groc' y la serie 'Autodefensa'

Una imagen promocional de 'Autodefensa'.

Una imagen promocional de 'Autodefensa'. / EPC

Beatriz Martínez

Beatriz Martínez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Han pasado cinco años desde el estallido del Me Too. Muchas cosas han cambiado gracias a una de las mayores revoluciones de nuestro tiempo. Las mujeres han adquirido una mayor conciencia feminista, se han unido para alzar la voz frente a los abusos de poder y se ha luchado a nivel legal y político para establecer leyes contra la violencia de género. Pero hay cosas que permanecen igual. Sigue existiendo el miedo y, por tanto, también el silencio. 

La industria de cine española, de momento, calla. No hay películas que se atrevan a introducirse en ese delicado y secreto territorio con el que nadie parece querer tener nada que ver. Solo un capítulo, el octavo de la serie ‘Autodefensa’, se refiere de forma explícita a ese silencio que rodea el tema de los abusos en la industria del cine español. Se titula ‘Actos colectivos’ y en él, un director de moda intenta utilizar su poder e influencia para acostarse con las dos protagonistas de la serie, Berta (Prieto) y Belén (Barenys), haciéndoles falsas promesas en torno a su futuro dentro del sector como actrices.

El final del episodio se convierte en un alegato irónico que bascula entre los límites de la ficción que acabamos de ver y la realidad. Las protagonistas miran a cámara y lanzan una serie de preguntas que interpelan al espectador. Preguntas como: "¿quién puede permitirse públicamente denunciar un abuso?". También lanzan dardos contra la hipocresía de una industria que sabe y sigue callando, aunque luzca en las alfombras rojas abanicos reivindicativos. “¿Cómo vas a admitir que tú lo sabías y que no habías hecho nada?”, se preguntan Berta y Belén.

Isabel Coixet, con la productora y las actrices protagonistas de 'El sostre groc'

Isabel Coixet, con la productora y las actrices protagonistas de 'El sostre groc' / Javier Etxezarreta / EFE

'El sostre groc'

Por eso es tan importante el estreno de ‘El sostre groc (El techo amarillo)’, el documental de Isabel Coixet que parte de la investigación sobre los abusos cometidos en el Aula de Teatro de Lleida y que da voz a las mujeres que fueron víctimas de un depredador sexual durante su adolescencia. Eran pequeñas, estaban desprotegidas frente a un adulto que se encargó de manipularlas y todo el sistema a su alrededor confabuló para tapar los abusos. Un sistema que miró hacia otro lado, permitiendo que los abusos se perpetuasen en el tiempo. Parece imposible que monstruos como Antonio López, profesor y director del centro, se encuentren entre nosotros y que tengan impunidad para ejercer su voluntad. Pero lo más escalofriante es que puedan esquivar la justicia y quedar absueltos, ya sea por falta de pruebas o porque el delito haya prescrito, como sucedió en el caso que retrata la película de Coixet.  

Otra razón por la que es importante ‘El sostre groc (El techo amarillo)’ es porque nos recuerda que el caso existió, que puede volver a pasar y que un puñado de mujeres han tenido la valentía de sentarse frente a una cámara para contarlo de forma clara y contundente. Ellas al menos tuvieron el apoyo las unas de las otras, logrando crear una red para salir adelante. Algo que no pudo hacer Nevenka Fernández en su momento, cuando denunció haber sido acosada sexualmente por un compañero de su partido político y tuvo que hacer frente sola al rechazo de toda la opinión pública hace veinte años. La miniserie ‘Nevenka’ se encargó de analizar el caso desde una perspectiva actual. Su polémico estrenó confirmó los avances del feminismo y también lo mucho que se resiste a desaparecer el pensamiento machista en España. ‘Intimidad’, la serie de Netflix creada por Verónica Fernández y Laura Sarmiento, también profundizaba en los mecanismos que el sistema sigue empleando para romper a las mujeres, desacreditarlas, juzgarlas y hacerlas sentir culpables, en este caso a través de la viralización de vídeo de carácter sexual. 

Carey Mulligan y Zoe Kazan en 'She Said', la película sobre el escándalo de Harvey Weinstein.

Carey Mulligan y Zoe Kazan en 'She Said', la película sobre el escándalo de Harvey Weinstein. / EPC

'Bombshell' y 'The assistant'

La industria de Hollywood sí que ha sido más activa a la hora de escarbar en sus propias cloacas y de plantear ficciones que dialogan de forma directa con nuestro presente y sus miserias. Así, ‘El escándalo’ (Bombshell)’ recogía el caso de acoso sexual del magnate de las noticias de la cadena Fox Roger Ailes, que durante décadas se encargó de poner al frente de sus programas a mujeres uniformadas como objetos sexuales para aprovecharse de ellas. Que estuviera interpretada por tres grandes estrellas como Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie fue, sin duda, toda una declaración de intenciones. En 2019 se estrenó ‘The Assistant’, de Kitty Green, en la que Julia Garner daba vida a una de las secretarias de Harvey Weinstein. En la película nunca se veía al productor, pero su toxicidad se colaba por todos los rincones hasta impregnar el ambiente y convertirlo en irrespirable.

'Al descubierto'

La directora alemana María Shrader acaba de estrenar en Estados Unidos 'Al descubierto', la adaptación del libro en el que Megan Twohey y Jodi Kantor, periodistas del New York Times, contaron sus pesquisas y su complejo proceso de investigación a la hora de destapar el caso Weinstein. El libro, publicado en España por Libros del KO y titulado 'She said - La investigación periodística que destapó los abusos de Harvey Weinstein e impulsó el movimiento #MeToo', ganó el Premio Pulitzer.

‘Al descubierto (She Said)’, está interpretada por Zoe Kazan y Carey Mulligan (protagonista de otro de los bombazos post-Me Too, ‘Una joven prometedora’) y su estreno en Estados Unidos ha coincidido con el segundo juicio al productor por agresión sexual después de haber sido condenado a 23 años de cárcel. En este caso, se valora un aumento de la pena de 60 años. Durante el juicio, que estos días llega a su última fase en un tribunal de Los Angeles, uno de los abogados pidió que se aplazara la vista oral para que el jurado popular no se sintiera influenciado por el revuelo que iba a causar la película. Algo a lo que la justicia no accedió, aunque a los miembros del jurado se les ha prohibido ver el tráiler de la película.

'Ellas hablan'

María Schrader decía en una entrevista en 'Variety' que Hollywood tenía la responsabilidad de contar las historias realmente vitales de nuestro tiempo. “No se trata solo de las malas acciones de una persona, sino de todo el sistema que le protege”. En ese sentido, otra de las películas de la temporada a la hora de hablar de los abusos del heteropatriarcado en un pasado que sigue conversando con nuestro presente, es ‘Ellas hablan’, la película de Sarah Polley basada en la novela de Miriam Toews ‘Women Talking’ (aquí editada por Sexto Piso) que se centra en hechos reales sucedidos entre 2005 y 2009, cuando siete hombres de una colonia menonita de Bolivia violaron a 130 mujeres: niñas, mujeres y ancianas a las que drogaban por las noches.

'Tár'

La temporada de premios se cierra con la fundamental 'TÁR', en la que Cate Blanchett interpreta a una directora de orquesta, lesbiana y privilegiada, primero abusadora y después cancelada. En este caso, la película retrata cómo una figura de poder debe hacer frente a las acusaciones de abuso. Una vuelta de tuerca sobre uno de los temas más peliagudos de nuestro tiempo.