Documental de estreno

Nevenka, la primera española que se atrevió a decir "no es no" (y lo pagó caro)

  • Netflix estrena este viernes 5 de marzo un documental sobre la primera condena por acoso sexual en España

  • La exconcejala de Ponferrada rompe su silencio de 20 años en 'Nevenka', serie de tres capítulos

  • Maribel Sánchez-Maroto es la directora de una obra producida por Ana Pastor

  • Ismael Álvarez, el exalcalde del PP condenado por acoso, ha rechazado participar

Nevenka Fernández, en ’Nevenka’ nueva serie documental de Netflix.

Nevenka Fernández, en ’Nevenka’ nueva serie documental de Netflix. / NETFLIX

Se lee en minutos

Joan Maldonado

El 26 de marzo de 2001, una joven edil del PP en el Ayuntamiento de Ponferrada (León) hacía una rueda de prensa en la que anunciaba la renuncia a su cargo como concejala de Hacienda y denunciaba al entonces alcalde de la ciudad por acoso sexual.

Ahora, después de un largo silencio de 20 años, Nevenka Fernández vuelve a recordar en primera persona y "mirando a cámara" aquellos hechos en ‘Nevenka’, serie documental producida por Newtral (la productora de la periodista Ana Pastor) y que Netflix estrena este viernes 5 de marzo. 

La idea del documental es de Ana Pastor. Ella conoce a Nevenka desde hace tiempo y siempre había pensado que esa historia estaba por contar”, desvela a este diario Maribel Sánchez-Maroto ('Informe semanal', 'El debate de La2'), periodista y directora del documental de tres capítulos. 

Denuncia pública

“Durante los primeros meses la relación con los compañeros del grupo municipal llegó a ser de amistad, muy pronto el alcalde de esta ciudad, Ismael Álvarez, quiso ir más allá, a partir de ese momento es cuando empieza para mí un verdadero infierno”, relataba una emocionada y demacrada Fernández ante la multitud de periodistas, en una inusual y pionera denuncia, en un tiempo en que no era usual denunciar las situaciones de acoso y mucho menos hacerlo públicamente. “Tengo 26 años y tengo dignidad”, declaró aquella mañana la joven concejala.

Nevenka ganó el juicio, el alcalde, el popular Ismael Álvarez, fue condenado por un delito de acoso sexual, obligado a pagar una multa de 2.160 euros y una indemnización de 12.000 euros a la víctima, y dimitió de su cargo. Fue una sentencia también pionera, era la primera condena a un cargo púbico por un delito de acoso sexual, después de que se introdujera el delito en el Código Penal en 1999.

“El ‘caso Nevenka’, que no se llamó ‘caso Ismael Álvarez’, lo que ya muestra una anomalía al nombrar a la víctima y no al acosador, fue la primera sentencia de acoso sexual en España en el que se ve involucrado un político”, recuerda la directora.

Fugaz relación de un mes

Fue precisamente en 1999 cuando Fernández fichó por el PP. El partido de Ismael Álvarez necesitaba ‘caras nuevas’ para las municipales y propusieron a la joven de 24 años entrar en política. Nevenka, recién licenciada en Económicas, estudiante de un máster en Administración de Empresas y trabajando en la consultora Arthur Andersen, aceptó el reto. Número tres en las listas, con la victoria del PP Nevenka se estrenaba como concejala de Hacienda.

El exalcalde de Ponferrada (León) Ismael Álvarez, en una imagen del 2002, año en que fue condenado por acoso sexual. ARCHIVO / EFE


/

Los acercamientos del alcalde, con fama de mujeriego, empezaron pronto. Tras semanas de insistencia, Nevenka aceptó mantener una relación con él. Pero después de apenas un mes la joven decidió no seguir con el idilio. El todopoderoso Álvarez, exitoso empresario del mundo de la noche, senador, procurador en las Cortes de Castilla y León y reelegido alcalde, no aceptó el rechazo. 

“Cuando decide romper, él no lo entiende y empieza una proceso que va de menos a más y que se convierte en una persecución con mensajes, llamadas insistentes y auténticas encerronas”, relata Sánchez-Maroto. Seis meses después, y sumida en una profunda depresión, Fernández denunciaba el acoso.

Una joven Nevenka en el 2001

/

Apoyo al alcalde

Pero tras la sentencia, miles de personas se manifestaron por las calles de la ciudad apoyando al alcalde y culpando a Fernández de mentir y de arruinar la vida de un hombre honrado. Nevenka fue doblemente víctima.Ella gana el juicio en los tribunales pero pierde el juicio social. Cuando ya hay sentencia, en la plaza de Ponferrada se concentran miles de personas apoyando al condena e intentando descalificar a la víctima”, explica la realizadora.

“Prevaleció el prejuicio. La opinión más extendida era ‘tú has tenido un relación con ese hombre, no puedes denunciar acoso. Algo habrás hecho’, esa frase tan tremenda”, añade sobre la opinión pública generalizada en aquellos momentos en Ponferrada.

Nevenka Fernández.

/ JON BARANDICA

La joven licenciada en Ciencias Económicas y Máster en Auditoria de 26 años tuvo que emigrar a Reino Unido repudiada por su partido político, con declaraciones públicas de Ana Botella y José María Aznar de apoyo a Álvarez, con el rechazo de una buena parte de sus vecinos y cansada de ver cómo muchas empresas rechazaban su contratación. Faltaban años para el movimiento 'Metoo', del 'No es No' y las multitudinarias manifestaciones del 8-M en España. “A ella la hicieron sentir culpable, la presión era tal que llego a pensar que ‘si no hubiera tenido una relación con este hombre no estaría donde estoy’. Se preguntaba una y otra vez cómo había llegado a ese calvario”.

Recordar 20 años después

Sentada frente a un sencillo fondo oscuro y con el pelo recogido, igual que hace 20 años, Nevenka vuelve a leer con voz entrecortada el comunicado de aquel día. Su voz se mezcla y contrapone con las imágenes de archivo de la multitudinaria rueda de prensa que cambió su vida. “Hice algo que tenía que hacer. Si no lo hubiese hecho, me habría muerto. Hablar me salvó la vida”, relata ella misma al inicio de la miniserie.

Maribel Sánchez-Maroto explica los motivos por los que Nevenka ha decidió contar su historia dos décadas después: “El detonante fueron los movimientos globales del Metoo y las grandes manifestaciones del 8-M en España. Ella se da cuenta que la reinvindicaciones de todas esas mujeres es la misma que ella había ejercido sin saberlo 20 años atrás.Quiere ser el rostro y la voz de mujeres que han pasado o están pasado por algo similar y que todavía hoy en día cuentan lo que les está pasando ocultando su rostro o distorsionando su voz como si fueran culpables . Ella llega a la conclusión que contarlo mirando directamente a los ojos del espectador puede ayudar a esas mujeres. Y lo hace por generosidad y por compromiso con esas mujeres”.

Nevenka Fernández, en una imagen del documental.

/

La serie incide especialmente en la reacción de la opinión pública ante acto de dignidad y denuncia que no fue entendido ni comprendido en aquel momento. “Hace 20 años la sociedad española no estuvo a la altura de la valentía de Nevenka”, aseguran los responsables del documental en la promoción.

Testimonios y entrevistas

Lo que podemos ver en el documental es cómo han cambiado las cosas en 20 años. En aquel momento apenas 300 personas se manifestaron en Ponferrada mostrando su apoyo a una víctima de acoso, ahora las mujeres suman y eso hace que sea menos difícil denunciar porque que hay más apoyo. Vemos que ahora las mujeres ya no se callan y los que tengan tentaciones de apoyar a un acosador probablemente lo pueden pensar, pero no van a salir en masa a la calle como sucedió en aquel momento”, afirma la periodista.

Te puede interesar

El trabajo se nutre de documentos e imágenes de la época y también de testimonios y entrevistas como las de Juan José Millás, escritor y autor del reportaje novelado 'Hay algo que no es como me dicen: el caso de Nevenka Fernández contra la realidad', Menchu Monteira, responsable de la Asociación de Mujeres de El Bierzo, y de Charo Velasco, exportavoz socialista del Ayuntamiento de Ponferrada y una de las pocas personas que en aquellos días mostró publicamente su solidaridad con la joven, en un también pionero acto de sororidad.

La directora de 'Nevenka' confirma que Ismael Álvarez no ha querido participar en el documental.