Reconocimiento

Maria Barbal, Premi d'Honor de les Lletres Catalanes

La autora de 'Pedra de tartera' es la séptima mujer en ganar el reconocimiento a toda una carrera literaria otorgado por Òmnium Cultural

Maria Barbal, este miércoles en el exterior del Palau de la Música, tras el anuncio como ganadora del Premi d’Honor de les Lletres Catalanes.

Maria Barbal, este miércoles en el exterior del Palau de la Música, tras el anuncio como ganadora del Premi d’Honor de les Lletres Catalanes. / ELISENDA PONS

Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Con 'Pedra de tartera' debutaba Maria Barbal en 1985 en el mundo literario y empezaba una trayectoria que este miércoles ha completado con el Premi d’Honor de les Lletres Catalanes en su 53ª edición, un reconocimiento que a la autora de Tremp, que se ha autodefinido como "letraherida", le llega apenas dos meses después de ganar el Premi Pla con la novela 'Tàndem' (Destino). El jurado del galardón, que reconoce toda una carrera literaria, ha valorado que Barbal "ha creado a través de su escritura un espacio literario y una voz propia: un estilo contenido y esencial que proporciona a su prosa un gran tono poético, siempre al servicio de la verosimilitud".

Con ‘Pedra de tartera’, Barbal (Tremp, 1949) abría un ciclo novelístico con su Pallars natal como referente, que seguía con ‘Mel i metzines’ y ‘Càmfora’ y que cerró en 2014 con ‘A l’amic escocès’. A ese mundo se ha referido el jurado, "un universo que arranca de un compromiso con un trasfondo autobiográfico en sus primeros libros, dando una visión crítica del mundo rural del Pallars y de la decadencia de la sociedad agraria, y que ha ido trazando un recorrido por la historia de Catalunya, haciendo una crónica del tiempo que le ha tocado vivir con una visión personal”. A través de la ficción, añade el fallo, “muestra la crisis de la sociedad tradicional de montaña y la transformación económica que fuerza la migración hacia las ciudades a partir de unos personajes que tienen un mundo interior rico y una gran profundidad psicológica". 

Séptima mujer galardonada

"La escritura en sí ya es compensatoria", ha comentado Barbal tras mostrarse "agradecida" ante un premio, dotado con 20.000 euros y que concede Òmnium Cultural, que antes que ella han recibido tantos "admirados poetas, historiadores, científicos, autores de ensayo y teatrales" y, sobre todo otras seis mujeres, guardando especial mención para Mercè Rodoreda -"estrella de nuestra literatura"- y Teresa Pàmies -"gran narradora".

“De las letras y los sonidos he formado palabras con la gran riqueza de nuestra tradición”, ha apuntado la escritora del Pallars, recordando que hasta que llegó a la Universidad, en 1971, había tenido una formación en castellano. “Pero para escribir utilicé la lengua catalana y fui una de las jóvenes maestras que en los primeros años 70 Òmnium enviaba a las escuelas antes de que la lengua catalana entrara en las aulas”. “Con las palabras he construido frases para expresar pensamientos y experiencias. Como narradora, las frases han vestido historias de ficción que vienen o no del mundo real y me dan experiencia del gran misterio del género humano”, ha comentado, para reivindicar también el uso del catalán en la vida cotidiana, para que “quienes no lo conozcan se sientan acogidos”. 

"Tiempos de crisis"

El Premi d'Honor se ha anunciado en un acto ante la prensa en la sala de ensayo del Orfeó Català del Palau de la Música de Barcelona, con la presencia del vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, y con la ausencia física de su presidente, Jordi Cuixart, después de que este martes un juez revocara el tercer grado penitenciario a los presos del 'procés'. Sí ha estado virtualmente, a través de un vídeo grabado anoche antes de volver a la prisión de Lledoners, y en las palabras de Barbal, cuya "alegría" por el premio,, ha señalado, contrasta con "la preocupación por el tiempo que vivimos, lleno de dificultades y retos, tiempos de crisis sanitaria, política, económica y social, en los que la amnistía aún no ha llegado a nuestros políticos exiliados y encarcelados, ni tampoco al presidente de Òmnium, que es una entidad cultural”. "Se pretende encarcelar el pensamiento o demostrar quién tiene el poder o la fuerza", ha lamentado.

Premiada trayectoria

Antes de 'Pedra de tartera' (Premi Joaquim Ruyra), Barbal había trabajado en el ámbito de la enseñanza. Desde entonces, se ha convertido en una de las escritoras en catalán más traducida. Es autora de una docena de novelas, libros de relatos (‘Ulleres de sol’ o ‘La pressa del temps’), una obra de teatro y tres de narrativa juvenil y ha recibido numerosos premios, entre ellos el Nacional de Literatura Catalana, el de la Crítica Serra d’Or, el Prudenci Bertrana (con ‘País íntim’, 2005), el Jaume Fuster, la Creu de Sant Jordi y, el más reciente, el Pla, en este 2021 en el que también ha ingresado en la Academia de les Bones Llletres. El Premi d'Honor lo recibirá en un acto de homenaje el próximo 7 de junio.

Noticias relacionadas

En anteriores ediciones, el Premi d'Honor de les Lletres Catalanes, que se concede desde 1969, ha reconocido las trayectorias de, entre otros, Marta Pessarrodona (2019) Quim Monzó (2018)Isabel Clara-Simó (2017), Maria Antònia Oliver (2016) o Joan Veny (2015). El año pasado, el premiado fue el poeta Enric Casasses.