06 abr 2020

Ir a contenido

RECONOCIMIENTO

El poeta Enric Casasses, Premi d'Honor de les Lletres Catalanes

El narrador, rapsoda, dramaturgo y traductor barcelonés ve reconocida su obra, su trayectoria y su contribución a la cultura y lengua catalanas

Anna Abella

El poeta Enric Casasses, este jueves tras ser galardonado con el Premi d’Honor de les Lletres Catalanes.

El poeta Enric Casasses, este jueves tras ser galardonado con el Premi d’Honor de les Lletres Catalanes. / JORDI COTRINA

"Ahora tendré que combinar mi idea de pirata con la de buen chico. En el colegio no sabía si en la vida quería ser buen chico o pirata. Aún sigo así, haciendo la mía. No me gustan las cámaras, las fotos, las entrevistas. Todo lo que tengo que decir está en lo que he escrito y publicado", comentaba el poeta Enric Casasses (Barcelona, 1951) tras ser anunciado este jueves como el ganador del 52º Premi d'Honor de les Lletres Catalanes, dotado con 20.000 euros y que concede Òmnium Cultural. 

El jurado reconoce “su contribución a la lengua y cultura catalanas, la originalidad de su lenguaje poético y la calidad de una obra que no solo es poesía sino que se extiende a la traducción, el ensayo, la dramaturgia y la narrativa”, y también al articulismo y la edición literaria. “Tiene un estilo propio, inclasificable y transgresor cuando hace poesía, que bebe de una amplia gama de corrientes artísticas -añaden-. Y se ha convertido en un referente renovador e influyente en el panorama de la poética catalana, además de participar en proyectos innovadores culturales y sociales”. 

Rapsoda, no

También le destacaba el fallo del jurado como rapsoda, pero nada más sentarse en el taburete del escenario del espacio Horiginal de Barcelona donde el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, le ha presentado como ganador, puntualizaba que no, que no le gusta esa palabra. “Me toca un poco los huevos, porque entiendo que rapsoda tiene un sentido como de quien hace publicidad de algo que lee. Pero yo leo mis textos, y si leo los de otros es porque los he hecho míos”. Sin embargo, Casasses, que bebe desde la poesía trovadoresca hasta el surrealismo más psicodélico, se ha hecho suyo, señala el jurado, "el acento de la oralidad" con un estilo que tiene “reminiscencias del movimiento dadá, el barroco, el renacimiento y la cultura más 'underground'”.   

Con una producción poética de más de 25 títulos -el primero, ‘La bragueta encallada’, de 1972-, obras de dramaturgia como ‘Do’m’, o una decena de discos recitados, Casasses corona con el Premi d’Honor una carrera de numerosos galardones, entre ellos, el de la Crítica por 'No hi érem' (1993), el Carles Riba ('Calç' 1996), el Joan Alcover ('Plaça Raspall' 1998), el Crítica Serra d'Or 2011 y, el año pasado, el Nacional de Literatura del Conca y el Lletra d'Or por 'El nus la flor'. Su faceta como traductor cuenta con versiones de autores como Arthur Conan Doyle, Nerval Blake y Max Jacob. 

"Me siento 'patumitzat'

El poeta recordaba que su padre fue jurado del Premi d'Honor de les Lletres Catalanes entre 1980 y 1985, época en que se galardonó entre otros a Mercè Rodoreda, Joan Coromines y Marià Manent. "Ahora me siento 'patumitzat'", ha sonreído, en referencia a las 'patums' catalanas. “Han venido a decir que soy un caso único en la poesía actual, así lo espero, pero ahora me siento parte de una pléiade de casos únicos de la poesía y creación literaria en catalán que están a mi lado”. 

“No soy quién para juzgar si he abierto camino en la poesía –señalaba el bardo-. Es cierto que veo a poetas jóvenes que me han leído y han cogido algo de mí, pero es mutuo, yo también aprendo de los jóvenes”.  

El 'procés'

Casasses quiso también manifestar su "irritación" por tener que recibir el premio de Òmnium mientras el presidente de la entidad, Jordi Cuixart, "sigue encerrado" a causa del 'procés' independentista. "¿Qué hacen todos los políticos que no están en prisión? Continúan jugando una partida de ajedrez en la que hacen trampas todo el rato y no pasa nada. ¿Cómo pueden hacer política como si nada cuando otros la política se la pasan por el forro? Si tuviésemos un poco de 'seny' haríamos una locura".

Desde esa posición, añadía que ya tiene casi lista una nueva obra, 'La policia irà de bòlit', "escrita a partir del 1 a 0", ironizaba, en referencia al 1-O. También ultima unos breves ensayos sobre Paganini y el Gaudí pensador.  

El premio se entregará en una gala el próximo 8 de junio en el Palau de la Música Catalana. Después, revelaba Mauri, por primera vez, se iniciará una gira este otoño por teatros de todo el territorio para divulgar la obra y trayectoria del premiado. 

En anteriores ediciones, el Premi d'Honor de les Lletres Catalanes, que se concede desde 1969, ha reconocido las trayectorias de, entre otros, Marta Pessarrodona (2019) Quim Monzó (2018)Isabel Clara-Simó (2017), que fallecía este eneroMaria Antònia Oliver (2016) o Joan Veny (2015).