Creatividad frente a la pandemia

Conciertos burbuja para sortear el coronavirus, la idea de la banda The Flaming Lips

El grupo ha ofrecido dos conciertos para un centenar de personas en los que tanto los músicos como el público estaban en burbujas individuales

La banda estadounidense ha dado un concierto en Oklahoma utilizando burbujas para respetar la distancia social y evitar la propagación del virus

La banda estadounidense ha dado un concierto en Oklahoma utilizando burbujas para respetar la distancia social y evitar la propagación del virus / FLAMING LIPS/WARNER MUSIC

Se lee en minutos

El Periódico

La pandemia del coronavirus ha frenado en seco la celebración de conciertos y otros eventos culturales y musicales. El sector de la cultura sortea como puede esta difícil situación. Y en algún caso recurre a propuestas imaginativas, como el concierto-burbuja. Es la solución que la banda de rock The Flaming Lips ha encontrado para celebrar un concierto seguro frente al covid. Cada miembro de la banda y cada espectador pudieron disfrutar del concierto desde su propia burbuja de plástico hinchable con total seguridad. Bajo el lema "que te den, covid-19", ambos conciertos se celebraron sin percances.

'Space Bubble'

Esta ha sido una experiencia piloto que la banda estadounidense ha puesto en práctica para poder celebrar dos conciertos en Oklahoma City. Así ha nacido el espectáculo Space Bubble (Burbuja espacial).

Para llevarlo a la práctica, se dispusieron un centenar de grandes pelotas con capacidad cada una para tres personas convivientes. Cada burbuja estaba equipada con un altavoz para escuchar bien el concierto, una botella de agua, un ventilador a pilas y una toalla. El oxígeno disponible dentro de la bola estaba pensado para durar una hora y diez minutos, aproximadamente. La mascarilla era obligatoria para todos los asistentes mientras estaban fuera de la burbuja, pero dentro de la misma podían quitársela.

Además, los asistentes podían encontrar en el interior de las burbujas carteles con diferentes mensajes para transmitir necesidades. Así, había carteles donde ponía "tengo que hacer pis" o "hace calor aquí". De esta forma, los encargados de supervisar el correcto funcionamiento del concierto podían acudir y asistir a los espectadores del interior. Estos encargados iban totalmente equipados con epis, ayudaban a los asistentes a entrar en su burbuja y se mantenían pendientes de sus necesidades durante el concierto.

Previamente al inicio del concierto, se proyectó un vídeo con las instrucciones.

La impresión de la banda

Según una entrevista a la BBC de Wayne Coyne, líder de la banda, "no solo es un concierto más... formas parte de esta cosa que nunca se había hecho antes... Están muy dispuestos a hacer una cosa distinta". "Creo que tenemos suerte de que los fans de The Flaming Lips sean así... aventureros", ha declarado Coyne.

Te puede interesar

La iniciativa ha sido un éxito total. No se sabe si otros artistas decidirán aplicarla en sus conciertos, pero la banda The Flaming Lips ha asegurado que volverá a ponerla en práctica.