27 nov 2020

Ir a contenido

MEDIDAS ANTI-COVID

Los cines catalanes, desolados e indignados por el anuncio de cierre de la cultura

"¡Basta de medidas inútiles! ¡Basta de marearnos! ¡Basta de maltratarnos!", afirman los responsables de los Cinemes Girona

Julián García

La sala Phenomena, en una de las proyecciones de ’Tenet’.

La sala Phenomena, en una de las proyecciones de ’Tenet’. / MÒNICA SERRA

Hace apenas dos días, Camilo Tarrazón, presidente del Gremi de Cinemes de Catalunya, celebraba la “discriminación horaria positiva” de la cultura en el marco del toque de queda,  con esa hora extra de apertura hasta las 22.00 horas que permitía a cines y teatros mantener la persiana levantada. “Esa hora de más es la diferencia entre ser y no ser”, decía Tarrazón, esperanzado. Hoy, el anuncio de que una de las medidas del Govern para intentar atajar el avance del virus será el cierre de las actividades culturales (cines, teatros, auditorios, salas de conciertos) ha dejado al ya de por sí vapuelado sector del cine en Catalunya con el ánimo por los suelos.

La noticia del nuevo cierre de los cines (medida tomada en las últimas semanas en países como Alemania, Italia o Francia) dejó un rastro de desolación, pues se considera que será el golpe de gracia para un sector con el agua al cuello desde el inicio de la pandemia. Esta misma semana, la Federación de Cines de España (FECE) había anunciado en un comunicado que, según datos del Ministerio de Sanidad, solo se había detectado un brote de covid-19 (de los 8.488 detectados) en el conjunto de actividades culturales celebradas en España, y no había constancia de que se hubiera producido en una sala de cine. “La nula incidencia del covid-19 ha demostrado la seguridad de las salas”, apuntaba la FECE. El dato no ha sido suficiente para que las salas de cine sean incluidas entre las zonas de riesgo que deben ser cerradas para evitar la interacción social y la movilidad.

“¡Basta de medidas inútiles! ¡Basta de marearnos! ¡Basta de maltratarnos!”, han exclamado los responsables de los Cinemes Girona de Gràcia, especializados en cine de autor, a través de su cuenta oficial de Twitter. “Estarán volviendo a repetir la misma pifia de julio. Seguramente cerrarlo todo servirá de algo, pero cerrar solo la cultura ya se ha demostrado que no sirve de nada”.

“Esperamos que a día de hoy, todo el mundo considere ya a los cines como actividad esencial”, ha añadido el Zumzeig, la sala cooperativa cooperativa del barrio de Sants centrada también en el cine de autor, a través de Twitter:

El gran templo cinéfilo del cine de género y repertorio, el Phenomena, también se ha manifestado a través de su cuenta para pedir “paciencia” a sus espectadores, a la espera de conocer en profundidad los detalles de la orden de cierre decretada por el Govern: “Estamos a la espera de más noticias con respecto a las nuevas normativas (…). En las próximas horas seguiremos informando:

La distribuidora barcelonesa La Aventura Audiovisual, que a principios de años dio el pelotazo al poseer los derechos de 'Parásitos', la oscarizada película del coreano Bong Joon-ho, también expresó su desolación por el cierre de las salas de cine. "Tomar medidas de cara a la galería, que destrozan la economía del sector, es muy triste", afirman en Twitter:

El cierre de los cines debería comportar, de forma indirecta, la triste cancelación de hasta nueve festivales que debían celebrarse este mes de noviembre: Visual Art (Lleida), Most (Penedès y Priorat), BaiDeFest (Roses), Cardoterror (Cardedeu), Terror Molins (Molins de Rei), L'Alternativa, Asian Film Festival, Mostra de Cinema Àrab y El Meu Primer Festival de Cine (estos últimos cuatro en la ciudad de Barcelona).