23 feb 2020

Ir a contenido

OSCAR 2020

La Aventura, la pequeña distribuidora barcelonesa que compró los derechos de 'Parásitos' tras leer el guion

La empresa, fundada en el 2013 por Ferran Herranz y José Tito, adquirió el filme de Bong Joon-ho en la Berlinale del 2019 sin que estuviera siquiera terminado

Julián García

Ferran Herranz y José Tito, fotografiado este lunes en la oficina barcelonesa de La Aventura

Ferran Herranz y José Tito, fotografiado este lunes en la oficina barcelonesa de La Aventura / MANU MITRU

"Ha venido Dios a saludarnos", bromea José Tito, cofundador de La Aventura Audiovisual, la pequeña compañía barcelonesa encargada de la distribución en España de 'Parásitos'. "Un Oscar vale, dos bueno, pero… ¡el Oscar a la mejor película! Era algo que una empresa tan pequeña como la nuestra no podía ni imaginar", afirma Tito, abrumado por una larga noche de emociones, consciente de que la fabulosa sátira social de Bong Joon-ho había cambiado para siempre la historia de los Oscar con sus cuatro estatuillas. «Nuestra película. Es algo increíble».

Tito y su socio Ferran Herranz, el otro fundador de La Aventura, compraron los derechos de distribución de 'Parásitos' sin que el filme estuviera siquiera terminado. "Somos muy fans de Bong Joon-ho. De hecho, ya distribuimos en su día 'Snowpiercer' y ahora estamos preparando una edición doméstica de 'Memories of murder'", cuenta Tito. Sabían que el director coreano tenía en marcha otro proyecto y, en la Berlinale del 2019, pidieron a su agente de ventas poder leer el guion. "Nos lo dio. Era el de ‘Parásitos’. Nos quedamos de piedra. Nunca habíamos leído un guion así de bueno ni de lejos. Era excepcional".

La película no estaba terminada, ni se sabía que iba a participar en el festival de Cannes. Acabaron adquiriendo sus derechos en la mejor decisión de sus vidas. Una buena mano, un golpe maestro. En un estreno previo en París, el público salió impresionado. Llegaban rumores de que era un filme especial. Ganó después la Palma de Oro y se convirtió en un fenómeno de taquilla en Francia. Luego llegarían las seis nominaciones a los Oscar. "¿Pero esto no va a parar? ¿Qué está pasando aquí"?, se preguntaban Tito y Herranz con los ojos como platos. Tenían un tesoro.

Justicia poética con el cine coreano

Disfrutaron -es un decir- de la electrizante noche de los Oscar a distancia, por Whattsapp. "Lo vimos cada uno en nuestra casa. Tenemos niños casi recién nacidos y, en fin, no podíamos hacer casi ruido", dice Tito entre risas. "Ya desde el principio vimos que podíamos ganar porque ya cuando se anunciaron los nombres en la primera nominación, la del guion, el público regaló una ovación estruendosa. ¡Se veía que les había gustado mucho!". Cuando Spike Lee leyó que el Oscar al mejor director era para Bong Joon-ho, se les aceleró aún más el pulso. "Ahí pensamos que era posible". Y lo fue. Oscar a la mejor película. La primera vez en la historia que lo consigue un filme rodado en lengua no inglesa. "Es un caso de justicia poética. Era una aberración que hasta ayer nunca se hubiera nominado a una película coreana, siendo una cinematografía tan rica y tan potente", afirma Tito.

Solo en España, 'Parásitos' ha reunido a 480.000 espectadores. «Para ser una película coreana, es una salvajada», dice Tito. "El boca-oreja ha sido clave", asegura el cofundador de La Aventura, un proyecto iniciado en el 2013 con el propósito de ir trayendo "películas buenas" de cine independiente que se iban a quedar en el limbo sin distribución. "Como somos muy pequeños, nos hemos ido adaptando a las necesidades del mercado. Tenemos los gustos muy eclécticos. Hemos traídos a España películas de terror de culto como ‘Bone Tomahawk’ y ‘Green room’; o recuperaciones de clásicos como Alain Resnais o Hong Sang-soo. Cine de autor, pero también con un pie en el cine popular". Ahora están ya volcados en preparar la nueva –y productiva– vida comercial de 'Parásitos' en cines.  "Estamos un poco abrumados. Hay que cambiar los carteles, incluir los Oscar, hacer una publicidad nueva, hablar con los cines para ver cuántas copias quieren…".