20 feb 2020

Ir a contenido

NUEVA TEMPORADA

Los grandes musicales vienen de Madrid

'La tienda de los horrores', único musical de gran formato con producción catalana en un curso en el que llegan a BCN 'El jovencito Frankenstein', 'West Side Story' y 'El Médico'

La producción catalana disminuye tras la reorientación del Condal y el traspaso del Teatre Victòria, antigua casa de Dagoll Dagom, al Mago Pop

Marta Cervera

José Corbacho (izquierda) junto a otro de los actores de  ’La tienda de los horrores’.

José Corbacho (izquierda) junto a otro de los actores de  ’La tienda de los horrores’. / DAVID RUANO

Barcelona inicia la temporada con mucha variedad en la cartelera pero pocos musicales en parte por el fracaso del proyecto Onyric en el Condal -este año Focus solo programará allí por Navidad un cabaret gamberro inspirado en villancicos- y por el traspaso del Teatre Victòria, histórica casa de Dagoll Dagom regentada ahora por el Mago Pop. El perfil del Paral.lel ya no es el mismo.  El cierre del Apolo y las paredes tapiadas del antiguo Arnau tampoco ayudan. ¿Y quién se acuerda del BTM (Barcelona Teatre Musical), intento fallido de reconvertir el antiguo Pabellón de Deportes en escenario de musicales? 

Este curso 2019-20 los aficionados al género deberán acudir a teatros cercanos a la céntrica plaza Catalunya. El Coliseum estrena ‘La tienda de los horrores’, nueva producción de Nostromo Live dirigida por Àngel Llàcer (escena) y Manu Guix (música). Y el Tívoli que empezó con ‘Flashdance’, primera producción en España de la compañía británica Selladoor, acogerá a partir del 10 de octubre ‘El jovencito Frankenstein’, un espectáculo lleno de humor de LetsGo (los creadores de ‘The Hole’), con un sólido reparto plagado de actores catalanes.

Jordi Vidal encarna al personaje de Igor y Albert Garcia al Monstruo creado por el doctor Frankenstein que interpreta Víctor Ullate Roche, hijo del famoso bailarín y coreógrafo encarna al doctor Frankenstein. La veterana Teresa Vallicrosa da vida a la seca Frau Blucher en este montaje dirigido escénicamente por Esteve Ferrer, encantado de regresar a su tierra tras el éxito de ‘La Familia Adams’ hace un año. "El 'boom' del musical que se vivió en Barcelona en los 80 está en Madrid ahora, desde hace ya algunos años", admite Vallicrosa. 

Balañá concentra la oferta 

Tívoli y Coliseum, los dos teatros más grandes y céntricos de Balañá exhiben los musicales de gran formato, casi todos producciones llegadas de la capital. En Navidades acogerán ‘West Side Story’, tras el éxito de este clásico de Bernstein y Sondheim. En febrero, otra obra que marcó época, ‘A Chorus Line’, co-dirigida por Antonio Banderas con más de 30 artistas en escena, título elegido para abrir el teatro que el actor ha adquirido en su Málaga natal. Y en abril se estrenará en Barcelona ‘El Médico’, adaptación de la novela homónima de Noah Gordon que ha triunfado en la cartelera madrileña. Esta historia ambientada en el siglo XI cuenta con dos grandes protagonistas: Daniel Diges y Gerónimo Rauch.

“La industria del musical ahora está en Madrid. Es difícil ver montajes catalanes y en catalán de gran formato. Se necesitan muchas ayudas y, para que funcionen, ha de venir a verlos toda Catalunya”, explica Anna Rosa Cisquella, de Dagoll Dagom (‘Mar i Cel’, ‘Scaramouche’). Su apuesta por ‘Maremar’, un musical comprometido que pone el foco en el drama de los refugiados, regresará el 8 de noviembre al Poliorama con algunos cambios en el reparto. Esta creación inspirada en la obra de Shakespeare ‘Pericles, Príncep de Tir’, música de Lluís Llach y danza fue el tercer espectáculo más visto la temporada pasada (61.500 espectadores), después de ‘La jaula de las locas’ y ‘HITS’.

Empar Moliné sube a escena

Y en primavera llegará ‘T’estimo si he begut’ , una obra con música y teatro basada en el libro de cuentos homónimo de Empar Moliner. Dagoll Dagom, T de Teatre y La Brutal se encargan de esta producción que dirigirá David Selvas, responsable de la aclamada versión musical de ‘La importància de ser Frank’, de Wilde. También las canciones serán parte importante en la adaptación de ‘La Rambla de les Floristes’, de Josep Maria de Sagarra, que prepara Jordi Prat i Coll con ayuda del compositor Dani Espasa para la apertura de temporada del TNC (Teatre Nacional de Catalunya) el 10 de octubre.    

¿El idioma importa?

Los musicales en Madrid cuentan con un numeroso público que acude a la capital para ver espectáculos. El catalán no ayuda a la hora de conectar con gente de fuera de otras regiones de habla española o turistas extranjeros que, con suerte, hablarán castellano.  Nostromo Live, productora catalana de cine que se introdujo en el mundo del teatro musical con ‘Casi normales’ dio en la diana el año pasado con ‘La jaula de las locas’ en el Tívoli con un magnífico Llàcer como protagonista. Este año, mientras esa producción debuta en Madrid, redoblan su apuesta por el musical en castellano con otra adaptación que también triunfó como película: ‘La tienda de los horrores’.

En ella  Manu Guix, director musical, debuta como actor poniendo la voz a la planta carnívora protagonista. “Este musical es un encargo, la decisión de hacerlo en castellano es de los productores. Nosotros sencillamente hemos aceptado un trabajo”, explica. Él y Llàcer, en cambio, han optado por el catalán como productores. Su último musical, ‘El Petit Príncep’, regresa al Barts por sexto año consecutivo, todo un récord. “Nos emociona ver que haya calado tanto entre el público. Mucha gente repite”. Solo Júlia Bonjoch se mantendrá en el reparto, el resto será renovado por completo.   

Salas de pequeño formato

"En el pot petit hi ha la bona confitura", reza el refrán. En lo que hoy algunos denominan salas de proximidad -las salas alternativas o independientes de toda la vida- el musical también se resiente esta temporada.  El Teatre Gaudí Barcelona (TGB) donde se han estrenado éxitos como ‘El despertar de la primavera’ y ‘Carrie’, segunda obra más vista en salas de menos de 200 localidades la temporada anterior,  no habrá reposiciones ni estrenos más allá del infantil ‘La sireneta’. “Cuesta mucho reunir de nuevo a un elenco tan grande. 'Carrie' contaba con casi 30 personas”, explicó el director Ever Blanchet, responsable del TGB. El Maldà, una pequeña gran sala liderada por la compañía Els Pirates, sí mantiene su apuesta por el musical de pequeño formato con dos estrenos. En noviembre llegará ‘Una habitació buida’, una obra original con música de Clara Peya y libreto de Marc Artigau protagonizado por artistas emergentes. Y en abril, ‘Mistela Candela Sarsuela’, musical inspirado en obras de Pitarra a cargo de Epidèmia Teatre. Fuera de su hábitat natural, Els Pirates montarán en Navidades ‘La mascarada’, una adaptación en clave musical y moderna de la comedia de Molière ‘El burgès gentilhome’ en el TAK (Teatre Akadèmia).

Temas Musicales