Ir a contenido

FESTIVAL DE VERANO DE BCN

'La tienda de los horrores' levanta la persiana en el Grec

El musical dirigido por Àngel Llàcer y Manu Guix cuenta con un destacado reparto con Diana Roig, Marc Pociello, Ferran Rañé y José Corbacho

El montaje, una nueva producción de Nostromo Live, abrirá la temporada del Coliseum en septiembre

Marta Cervera

Marc Pociello (centro), en una escena del musical ’La tienda de los horrores’. 

Marc Pociello (centro), en una escena del musical ’La tienda de los horrores’.  / DAVID RUANO

Àngel Llàcer y Manu Guix, uno de los tandems más sólidos de la escena barcelonesa, estrenan este jueves en el Teatre Grec 'La tienda de los horrores', musical de culto con cañera partitura de Alan Menken y libreto de Howard Ahsman, basado en la película homónima de 1960 dirigida por Roger Corman y guión de Charles Griffith.

Desde que se presentó este nuevo proyecto de Nostromo Live ('La jaula de las locas', 'Casi normales'), ha habido cambios sustanciales. El más importante: la sustitución de Xavi Duch por Marc Pociello en el rol protagonista de Seymour. En el reparto se unen jóvenes talentos como Diana Roig, Raquel Jezequel, el trio The Sey Sisters, Sylvia Parejo, Bernat Cot y Natán Segado con los veteranos Ferran Rañé y José Corbacho.    

Nuevo reto para Guix 

El montaje que se verá en el Grec será casi idéntico al que llegará al Coliseum a partir de septiembre. "La escenografía será la misma, con tres niveles. Lo único que no hemos decidido aún es si utilizaremos o no el semicírculo del escenario del Grec", destacó Guix , responsable de la dirección musical, conocido también como profesor de 'Operación Triunfo'. Por primera vez, asume un rol hablado. Guix da voz a la planta carnívora que provoca todos los horrores del título. El especimen en cuestión, que va creciendo a medida que se zampa a diferentes personajes, se ha encargado a Carles Piera. Su diseño es moderno. "No está hecha con gomaespuma, sino con fibra de vidrio, y lleva un sistema de leds que permitirá expresar emociones a la planta cuyo diseño es muy futurista. Es espectacular", dice Guix. El montaje utiliza cuatro modelos de diferentes medidas. El más grande alcanza los dos metros y pesa 250 kilos, un monstruo que se articula mediante un sistema de pesos manejado desde su interior por un maquinista. 

'La tienda de los horrores' plantea una historia de amor imposible entre el tímido y despistado Seymour (Pocielo) y Audrey (Diana Roig), ambos trabajadores de la vieja floristería del señor Mushnik (Rañé). Pero la aparición de una extraña planta capaz de hacer realidad los deseos transformará sus vidas. Más allá de historia de amor, Guix considera que en 'La tienda de los horrores' subyace también "una advertencia contra los populismos y las 'fake news'". Y añade: "Esa idea de que puedes salir de la mediocridad y conseguir lo que quieres gracias a una planta extraterrestre lleva al límite la idea del bien y el mal".

Humor negro y rock

Más allá del humor negro de esta comedia destaca la enorme energía que desprende "porque la he concebido musicalmente como si se tratara de un concierto de rock, sin entreacto". Él y cinco músicos se encargan de la partitura, la mitad de instrumentistas que estrenó el musical en Broadway. "Hemos adaptado la orquestación para nuestra formación de piano, batería, bajo, saxo, trompeta y guitarra". Él estará al frente de todo, con más trabajo que nunca. "Es el espectáculo más difícil que he hecho porque debo hacer muchas cosas: tocar el piano, disparar secuencias, dirigir, leer la partitura e interpretar a la planta. Cuando me toca hablar el estrés es brutal", reconoce. Más allá de los diálogos, la planta canta varias melodías en una partitura que utiliza desde ritmos de rock clásico de los 50, a soul y funk de los 70.   

"Hago musicales desde el año 98 y ya tenía ganas de hablar", confiesa Guix respecto a su debut actoral, aunque sea sentado al piano, con un trabajo similar al de un actor de doblaje. Asegura haberse divertido con este nuevo reto y agradece "no tener que caminar o salir a escena". En coña, añade: "Creo que no lo hago mal del todo y que el director está contento", dice en referencia a Llàcer, con quien lleva trabajando toda la vida. Suyos son éxitos como el primer musical dedicado a Gerónimo Stilton, la adaptación de 'El Petit Príncep', la versión musical de 'Molt soroll per no res' y el reciente éxito de 'La jaula de las locas' que la próxima temporada desembarca en Madrid.