Ir a contenido

FESTIVAL SÓNAR

Olivier Arson: del premio Goya al Sónar

El músico francés afincado en Madrid, ganador del premio por la banda sonora de 'El reino', actuará en el festival al frente de su proyecto de electrónica Territoire

Beatriz Martínez

El músico francés Olivier Arson

El músico francés Olivier Arson

Olivier Arson (París, 1979) no pensó nunca que fuera a poder vivir de la música electrónica. Sin embargo, se ha convertido en el compositor fetiche del director Rodrigo Sorogoyen, ha ganado un Goya por la banda sonora de ‘El reino’ y ha sacado su segundo álbum con su formación Territoire titulado ‘Alix’, que presentará el sábado 20 en el Sonar.

Es la segunda vez que toca en el festival y en estos cuatro años no han parado de pasarle cosas a este francés afincado en Madrid que desde pequeño se relacionó con la música de manera natural ya que su padre era profesor de música electrónica.

“Desde niño tuve acceso a ordenadores y cacharros y hacía cosas con ellos, con magnetófonos, cintas… me gustaban los experimentos. Recuerdo que remezclaba a Sonic Youth de forma ambiental, bajando la velocidad de los temas y creando efectos”.

Arson recuerda a la perfección el día que escuchó, antes de entrar a clase, el primer single de Daft Punk por primera vez. Fue una revelación total, e inevitablemente la escena que se desencadenó después en su país natal terminaría marcándolo para siempre, así como la música del sello Warp y artistas como Aphex Twin o Autreche.

“Siempre he sido autodidacta, aunque a veces he tenido un sentimiento de inferioridad porque el mundo de la música es un poco elitista. Tengo claro que al final llegas a los mismos sitios, pero de eso te das cuenta más tarde. Ahora que he empezado a trabajar con orquesta he hablado mucho con el arreglista que me ayuda sobre el sistema de enseñanza. Tiene muchos fallos y no favorece la creatividad. Yo tengo la suerte de haber podido expresarme a nivel personal y encontrar mi propio camino”.

Rodrigo Sorogoyen se puso en contacto con él para incluir algunos de sus temas de en la película ‘Stockholm’. A partir de ahí comenzó una fructífera relación profesional cristalizada en los scores de ‘Que Dios nos perdone’, ‘El reino’, el cortometraje nominado a los Oscar ‘Madre’ y el filme del mismo nombre que se estrenará el próximo otoño.

“Siempre me habían dicho que mi música era muy cinematográfica, que tenía una atmósfera muy visual. Todos mis trabajos están basados en conceptos narrativos y ahora que estoy trabajando en cine, tengo la sensación de que estoy donde tengo que estar”.

Los siete temas de 'Alix'

Esa necesidad de contar historias a través de su música está también presente en ‘Alix’. A través de siete temas nos introducimos en la trayectoria vital de un esclavo, de una persona sumisa que está a expensas de los designios de los demás. No sabemos si es hombre o mujer, solo que está explotado. Hay momentos en que se acepta como es, otros de rebeldía y de redención.

¿Se trata de una esclavitud real o metafórica? “Todos tenemos la sensación de que estamos oprimidos en mayor o menor medida. Pero este álbum se gestó alrededor de la crisis de los refugiados y tiene un carácter más político. Son personas cuya vida depende de otros y eso causó en mí una gran impresión”.

En el Sónar presentará una relectura de este disco en directo con batería, percusión y él mismo a los teclados y la voz. “Creo que va a ser bastante vertiginoso, porque todo puede pasar ya que nos gusta improvisar, sentir el directo. No me va el rollo de la gente que va con un laptop y lo suelta todo. Será como una especie de espectáculo teatral”.