Ir a contenido

POLÉMICA SENTENCIA

El sector audiovisual pide al Govern un nuevo canon digital

Representantes de la industria, como el actor Abel Folk, entregan un manifiesto a Puigdemont avisando de que la sentencia del Constitucional puede ser "un golpe mortal"

ESTER TORRAS / BARCELONA

El actor Abel Folk, leyendo el manifiesto sobre el canon digital catalán, ante el Parlament, con la presencia de los miembros del Govern. 

El actor Abel Folk, leyendo el manifiesto sobre el canon digital catalán, ante el Parlament, con la presencia de los miembros del Govern.  / ADRIANA DOMÍNGUEZ

Tras la suspensión del canon digital catalán por parte del Tribunal Constitucional (TC), el mundo del audiovisual ha pedido este viernes a los miembros del Govern, delante el Parlament de Catalunya, que “no aflojen” en la defensa del sector, que ha recibido "un golpe mortal". La lectura del manifiesto, a cargo del actor Abel Folk y la directora Carla Simón, ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la del Parlament, Carme Forcadell; el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y el 'conseller' de Cultura, Lluís Puig, además de numerosos representantes de la industria audiovisual, que han alzado carteles de películas que se han gestado con la ayuda del impuesto, como 'Incerta glòria'.   

En la carta dirigida a los políticos catalanes se expresa la necesidad de crear “lo antes posible una ley que establezca una nueva tasa de características similares” a la anulada por el TC, además de mantener el "compromiso presupuestario" y las dotaciones previstas para este año y los siguientes.

Fallo "injusto e injustificado"

Haciendo retrospectiva, han querido recordar que la tasa aprobada por el Parlament en el 2015 no obtuvo ningún voto en contra y se ha estado aplicando durante dos años y medio sin ningún problema, por lo que califican la anulación de “injusta e injustificada”. El fallo del TC, por contra, alega que este impuesto se superpone con el IVA suponiendo una doble carga fiscal.

Durante el tiempo que el canon estuvo en vigor se recaudaron un total de 33 millones de euros. Según el manifiesto del audiovisual, la tasa ha contribuido a “salir de la crisis económica” en la que está inmersa el sector, a la vez que se ha convertido en un “instrumento clave” para garantizar su viabilidad en el presente y el futuro. La suspensión de este canon, vigente en muchos países europeos, implicaría, citando el texto, “el cierre de empresas, la pérdida de puestos de trabajo y un golpe mortal para la industria”.

Sector estratégico

“El audiovisual es un sector clave y estratégico para cualquier país, más allá de ser creador y transmisor de cultura y de proyectarnos al mundo”, leía Folk. En esta línea, el manifiesto destaca que en Catalunya hay 2.235 empresas en el sector que generan alrededor de 14.000 empleos. Esto supone un negocio de más de un millón y medio de euros. Con estas cifras en la mano, los firmantes reclaman “un modelo estable de financiación”.

Con los carteles mostrados durante el acto, los representantes de entidades como la Acadèmia del Cinema Català, la Asociación de Actores y Directores Profesionales o la Asociación de Productores Audiovisuales Federados, impulsora de la creación de la tasa, entre otros, han querido demostrar que sin esta inyección económica películas como 'Incerta glòria''10.000 kilómetros' 'Estiu 1993' nunca hubieran sido posibles.

0 Comentarios
cargando