Ir a contenido

POLÉMICA SENTENCIA

El Constitucional tumba el canon digital catalán

El Govern responde al fallo asegurando que mantendrá las ayudas al audiovisual con un nuevo impuesto

Cinco de los 12 jueces del TC emiten un voto particular con el que expresan su discrepancia con la decisión

Sede del Tribunal Constitucional.

Sede del Tribunal Constitucional. / JOSE LUIS ROCA

El Tribunal Constitucional (TC) ha anulado este viernes el impuesto que la Generalitat de Catalunya cobraba a las empresas operadoras de internet, conocido como canon digital, y que servía para financiar el sector audiovisual catalán. Las reacciones no se han hecho esperar. Contundente ha sido en su comparecencia el ‘conseller’ de Cultura de la Generalitat, Lluís Puig, quien ha enmarcado el fallo dentro de las "acciones provocadoras" del Estado contra el proceso independentista y ha anunciado que el Govern impulsará una nueva ley para mantener las ayudas al audiovisual y asegurar la continuidad de los proyectos en marcha. 

Según el 'conseller', que ha comparecido con representantes del sector, el canon digital es “una tasa que no ha generado ningún rechazo social, que favorece la cultura y la economía del país, la cohesión, la libertad, el pensamiento y el hecho cultural”. Por ello, Puig ha criticado que la sentencia se haya hecho pública este viernes, cuando "estaba redactada hace diez días".

El fallo del TC, que da la razón al Gobierno de Rajoy, que había recurrido el canon por considerar que había una extralimitación por parte del Parlament, considera que este impuesto que el Govern aprobó en el 2015 “excede” la competencia que tiene Catalunya en materia tributaria y que se superpone con el IVA suponiendo una doble carga fiscal. El canon digital se aplicaba a las compañías operadoras de servicios de comunicaciones electrónicas, con una cuota fija de 0,25 euros al mes por cada contrato de conexión suscrito en el territorio catalán, ya fuera de telefonía móvil o fija.

DISCREPANCIAS EN EL TRIBUNAL

Sin embargo, la decisión del Constitucional no ha sido unánime. Puig ha recalcado que incluye cinco votos particulares sobre un total de 12 miembros que han discrepado y han dejado por escrito “que se debería haber desestimado íntegramente este recurso de inconstitucionalidad”. Eso, ha añadido, “carga” a la Generalitat de “razones y argumentos para entender que va directamente a hacer un agujero a la línea de flotación de los momentos que estamos viviendo".

Desde su aprobación en el 2015 (con amplio apoyo parlamentario y con las únicas abstenciones de PP y Ciudadanos), el canon digital que se ha cobrado a las operadoras de internet ha permitido inyectar en el sector audiovisual catalán más de 33 millones de euros, un dinero, ha dicho Puig, que "ha ayudado al sector a salir de la crisis y a que se haya pasado de 73 a 120 empresas de videojuegos, que han incrementado su facturación desde 150 a 217 millones de euros". Solo en el 2016, la recaudacion por este impuesto fue de 18,4 millones.

PELÍCULAS COMO 'INCERTA GLÒRIA'

El presidente de la patronal de las productoras, PROA, Raimon Masllorens, que también ha calificado la sentencia de “tema político”, advirtió de que sin esa tasa “no habrían sido posibles películas que nos han dado alegrías en los grandes festivales", como 'Incerta glòria', 'Estiu 1993', 'La mort de Lluís XIV', '10.000 kilómetros', '100 metros' o unos 90 documentales y 20 telefilmes y miniseries.

"La sentencia no se puede recurrir, y no es automático que se tengan que devolver los millones de euros recaudados; y si es necesario, se hará una nueva ley", ha avisado el 'conseller'. En la misma línea se ha expresado el  secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, que ha calificado el fallo de "ataque ideológico a las competencias fiscales del autogobierno catalán" y ha asegurado que el Govern "aprobará un nuevo impuesto de forma inmediata" que mejorará su articulado y elevará los tipos impositivos "para contribuir a la financiación de los proyectos audiovisuales catalanes".

0 Comentarios
cargando