McLaren se harta de Honda

El equipo de Woking ha iniciado conversaciones para cambiar este mismo año a motores Mercedes

Fernando Alonso, en los test de Montmeló.

Fernando Alonso, en los test de Montmeló. / EFE / TONI ALBIR

Se lee en minutos

McLaren quiere romper con Honda ¡ya!, cuanto antes mejor. Mañana mismo. A falta de poco más de una semana para el inicio del Mundial de F-1 en Albert Park (Australia), todo ha saltado por los aires. El desastroso rendimiento de los propulsores japoneses en los test ha agotado la paciencia de la escuderia de Woking (Inglaterra) cuando se inicia el tercer año de colaboración entre Honda y McLaren. Harto ya de tanto fiasco, Fernando Alonso lo dejaba caer en su última rueda de prensa en Montmeló la semana pasada. “Todos estamos preparados para el primer gran premio, todos, menos Honda”, dijo el bicampeón del mundo antes de la lanzar un órdago a su equipo: “Es necesario que el equipo tome decisiones al más alto nivel en pocas semanas”.

CUESTIÓN DE 100 MILLONES

Fernando Alonso

'PILOTO DE MCLAREN-HONDA

"Todos estamos preparados para el primero gran premio, en Australia; todos, menos Honda"

La opción para el cambio son los motores Mercedes fabricados en la planta de Brixworth, que la marca de la estrella tenía destinados al equipo Manor para 2017, ya que la escudería rusa se ha caído de la parrilla de F-1 para este año. No es un acuerdo fácil. Además de suministrar los motores, Honda aporta 100 millones de euros a McLaren, una cantidad importante en un presupuesto muy menguado en el equipo en los últimos años. McLaren figura casi a la cola en el reparto de ingresos que la FOM realiza entre los equipos en función de los resultados de los últimos años, y  la falta de un patrocinador principal sobre el nuevo color naranja del coche tampoco es una buena noticia para la contabilidad de la escudería.

AL ENEMIGO, NI AGUA

Pero Mansour Ojjeh, el accionista principalde McLaren, parece dispuesto a inyectar esos 100 millones que dejaría de pagar Honda. El magnate sirio es ahora el hombre fuerte dentro de McLaren tras despedir como director a Ron Dennis, el hombre que confío en Honda. Pero el escollo principal, además de la resolución del farragoso contrato con Honda, es, sin embargo, que los jefes de Mercedes F-1, Toto Wolff y Niki Lauda no están por la labor de suministrar motores a McLaren, una postura que ya adoptaron frente a Red Bull el año pasado. No quieren dar “el mejor motor de la parrilla a rivales directos”, dijo Wolff sobre la posibilidad de suministrar propulsores a Red Bull. Ha sido el propio Wolff y Lauda, quienes han filtrado las negociaciones de McLaren con Mercedes, en teoría con el objetivo, de dinamitar la operación.

Te puede interesar

Wolff y Lauda  se oponen tajantemente a que Mercedes venda motores a McLaren

Públicamente, McLaren se limita a reconocer que hay problemas y que trabajan en otras vías: “Las pruebas de invierno han sido desafiantes y decepcionantes. Estamos trabajando con Honda para resolver las carencias y deficiencias. Junto con Honda estamos considerando opciones, pero no comentaremos la especulación de los medios de comunicación”, dice un portavoz de McLaren. Mientras tanto,  El equipo de Alonso se presentará en Albert Park la próxima semana con un motor que no ha podido completar más de 15 vueltas seguidas y cuyo rendimiento le hunde en la cola de la parrilla.