Ir a contenido

EL GP DE AUSTRIA DE MOTO2

Nueva exhibición de Àlex Márquez, que refuerza su liderato con otro podio

El surafricano Binder (KTM) celebra su 24 cumpleaños triunfando en el trazado austriaco tras una carrera por eliminación

El 'hermanísimo', que salía muy retrasado (11º), realizó una prodigiosa carrera y acabó segundo, pegadito a Binder, y más lider

Emilio Pérez de Rozas

Àlex Márquez, segundo hoy, en Austria, más lider que nunca en el Mundial de Moto2.

Àlex Márquez, segundo hoy, en Austria, más lider que nunca en el Mundial de Moto2. / AFP / VLADIMIR SIMICEK

Tremenda, tremenda, carrera de Moto2 en el Gran Premio de Austria, en el precioso y ya seco trazado de Spielberg. Una carrera por eliminación donde el coraje de algunos pilotos, como el australiano Remy Gardner (Kalex) y Luca Marini (Kalex) provocó accidentes sin sentido que facilitaron la victoria de un portentoso Brad Binder, el surafricano que ha hecho feliz a KTM en su trazado el día de su 24 cumpleaños.

La carrera ha servido, muy especialmente, para demostrar la solvencia y, sobre todo, la enorme categoría y paso adelante (merecedor ya, el próximo año, de una MotoGP) del 'hermanísimo', del bravo Àlex Márquez (Kalex), que pese a arrancar desde la plaza 11ª, acabó segundo, pegadito al colin de Binder, tras una remontada magistral. "Dijimos que sería fabuloso acabar en el podio y lo hemos logrado. Dijimos que teníamos que aumentar la ventaja con respecto a Tomas (Luthi, segundo en el Mundial) y lo hemos logrado. Dijimos que tenía que estirar al máximo posible esta buena racha y llevamos seis podios en las últimas siete carreras. No puedo ser más feliz, más lider", señaló Márquez al final de la carrera.

Gran carrera del lider

Binder, que mandó siempre, vio como primero la 'bestia' Enea Bastianini (Kalex) se le acercaba, pero cuando iba a superarle llegó como una flecha el 'hermanastro' de Valentino Rossi, Luca Marini (Kalex) y acabó con la carrera de los dos. Antes, fue un impetuoso Remy Gardner quien, por querer hacerse con el liderato antes de hora, se coló en una curva larga y veloz de derecha y, al regresar al centro de la pista, tropezó con la rueda trasera de Márquez y se fue al suelo.

Fue en ese instante, cuando el 'hermanísimo' se quedó, en solitario, detras de Binder, pues Jorge Navarro (Speed UP), en otra gran carrera, soñaba, como así fue, con su quinto podio de la temporada, pero ya lejos. A nadie, ni a Emilio Alzamora, su manager, ni a Joan Olivé, jefe del equipo Estrella Galicia 0,0 VDS, se le ocurría animar a Márquez para que intentase superar a Binder en las dos últimas vueltas, pues el suizo Thomas Luthi (Kalex), su gran rival por el título, estaba mucho más atrás, acabando en sexta posición. Márquez saca ya 43 puntos de ventaja a Luthi en el Mundial y se consolida, tras esta inteligentísima carrera, por eliminación, por descarte, como el gran favorito para ganar el título, a la vez, tal vez, que su hermano Marc, en MotoGP.