Erupción

Las dos coladas del volcán de La Palma más cercanas a La Laguna acaban por unirse

  • La lava del volcán de La Palma ya ha cubierto 840 hectáreas

  • Actualmente hay cuatro centros de emisión de piroclastos, con actividad intermitente

Las dos coladas del volcán de La Palma más cercanas a La Laguna acaban por unirse
8
Se lee en minutos
Miguel Ángel Autero

La colada 8 y la colada 10, las más al norte de la erupción y que el miércoles obligaron a la evacuación de los barrios situados al noroeste, han terminado por unirse y parecen tomar rumbo suroeste para pasar por debajo de la montaña de La Laguna, aprovechando una vaguada para pasar por dicha dirección, según ha informado el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, quien señaló que en las próximas horas podría verse cómo esta colada podría saltar hacia una cuenca próxima y termine bajando por la carretera hacia la costa. Esta probabilidad es la que llevó al Comité director del Pevolca adoptar medidas de protección Civil el pasado miércoles a las 20:30 horas para evacuar a los vecinos de Las Martelas, Marina Alta, Marina Baja, La Condesa y Cuesta Zapata, debido al avance de las coladas y en previsión de que estas discurrieran hacia estos barrios.

La superficie cubierta por las coladas de lava del nuevo volcán de La Palma es ya de 840 hectáreas, según el informe del Comité director del Pevolca publicado este jueves. Un documento en el que no se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, así como otros observables superficiales (emisiones visibles de gas) dentro de la zona de exclusión. La morfología del cono cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración.

La asesora científica del Pevolca, María José Blanco, ha señalado que el proceso eruptivo puede mostrar episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, así como pulsos con actividad freatomagmática, mientras que la altura de columna de cenizas y gases medida hoy, así como su dispersión, alcanza los 4.000 metros de altura.

Continúa el predominio del viento del norte a nordeste en la baja y media-baja troposfera (hasta unos 3.000-4.000 m). La nube de cenizas y SO2 está dispuesta hacia el sursuroeste del foco eruptivo y se prevé que continúe así las próximas 36-48 horas. Esta posición de penacho supone un escenario favorable, tanto para la operatividad del aeropuerto de La Palma, como para el resto de aeropuertos canarios. Las zonas más afectadas por la caída de cenizas serían las que se encuentran en las proximidades del foco eruptivo y hacia el sur y suroeste. No se descarta llegada de ceniza fina a El Hierro. La inversión térmica continúa su paulatino ascenso en altitud, recuperando valores normales para la época a partir de mañana. El aumento en la altitud de la inversión unido a la intensificación del viento del nordeste origina que se favorezca la dispersión de contaminantes. Probabilidad de lluvias débiles en el norte y este de La Palma el viernes y sábado.  

Erupción fisural

La erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano (esto es, un mecanismo de carácter mixto, con fases de explosividad que producen depósitos piroclásticos y fases efusivas que producen las coladas de lava, de forma simultánea), ahora con predominio de la fase efusiva. En volcanología la magnitud de las erupciones volcánicas se mide en la escala del Índice de Explosividad Volcánica (VEI por sus siglas en inglés) con valores entre 0 y 8; en el caso de esta erupción el VEI estimado es 2.

El flujo principal de las coladas de lava discurre por el flanco norte, bajando por la parte norte de las coladas previas, siguiendo trayectorias hacia el oeste y noroeste, dentro de la zona de exclusión actual. A la salida del centro de emisión, el flujo se concentra en un canal lávico escalonado. Su taponamiento momentáneo y las oscilaciones del caudal lávico, originan desbordamientos puntuales que forman coladas efímeras que se derraman lateralmente sobre el cono principal y coladas previas. Posteriormente este canal se ramifica en canales, algunos de los cuales han desarrollado tubos volcánicos. Siguen activos los centros de emisión del cráter. Actualmente hay cuatro centros de emisión de piroclastos, con actividad intermitente, y uno con emisión de lava. La colada de lava que discurre por el sur de Montaña de La Laguna avanza lentamente hacia la costa. La colada hacia La Laguna continua activa. 

Sismicidad

La sismicidad continúa localizándose, principalmente, cercana a la sismicidad de los primeros días, a profundidades entre 10 y 15 kilómetros. Se registran también terremotos situados a profundidades superiores a 20 km, que en las últimas horas siguen teniendo una elevada magnitud y menor frecuencia. Se mantienen los valores altos de la amplitud de la señal de tremor, con pulsos de intensificación. La magnitud máxima observada ha sido 4.3 mbLg de un evento a 37 km de profundidad, con intensidad IV EMS. La elevada sismicidad registrada a profundidades intermedias y profundas, se enmarcan en el mismo proceso eruptivo actual. No se registra sismicidad superficial significativa. El nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiendo alcanzarse intensidades VI (EMS) y originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente. Se incluye información relevante sobre este tema, en el apartado de Recomendaciones del informe. La deformación muestra un patrón de estabilidad en el entorno del centro eruptivo y una ligera deflación regional de origen profundo detectada en las estaciones más alejadas del centro eruptivo. 

Emisión de gases

Durante el día de ayer (20/10), la emisión de dióxido de azufre (SO2) asociado al penacho volcánico (emanaciones visibles de gases volcánicos) continúa registrando valores altos, alcanzando valores de 2710 toneladas diarias (valor subestimado). Así mismo, la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km2 de la dorsal volcánica de Cumbre Vieja (emanaciones no visibles de gases volcánicos), refleja una tendencia descendente durante los últimos 8 días y ha sido estimada en 663 toneladas diarias a fecha de 20/10. La monitorización del flujo difuso de dióxido de carbono (CO2), en la estación geoquímica de Los Llanos (LP10) refleja una mayor fracción magmática-hidrotermal que la observada en la estación geoquímica de Fuencaliente (LP08). Todas estas observaciones geoquímicas son coherentes con el actual proceso eruptivo.

Calidad del aire

Respecto a la calidad del aire, en lo relativo al dióxido de azufre (SO2), durante la madrugada y la mañana de ayer se registraron valores altos en la estación de Puntagorda, con una superación del umbral horario (establecido en 350 µg/m³) a las 03:00 y que mantuvo valores altos hasta las 13:00 aproximadamente. Este evento finamente supuso la superación del umbral diario (establecido en 125 µg/m³) en dicha estación. En el resto de estaciones se mantuvieron valores bajos y no se produjo ninguna superación de los umbrales horarios ni diarios. Durante el día de hoy se están registrando valores bajos de SO2 en el conjunto de estaciones de la isla. Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), ayer se observó una disminución general en las concentraciones, debido al debilitamiento del episodio de intrusión sahariana que venimos observando los últimos días. Sin embargo, se registraron episodios de alta intensidad en las concentraciones de PM10 en las estaciones de Los Llanos y El Pilar (Santa Cruz de La Palma), relacionadas principalmente con la resuspensión de las cenizas con motivo del aumento en la intensidad del viento así como por el tráfico rodado en las vías cercanas a las estaciones. Estos eventos han provocado la superación del umbral diario (establecido en 50 µg/m³), en estas dos estaciones. En el resto de estaciones no se han producido superaciones de dicho umbral. Durante el día de hoy se están registrando valores horarios inferiores al umbral diario.

Por su parte, el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, recordó que el miércoles por la tarde desde el Pevolca se decidió adoptar como medida de Protección Civil la evacuación de los vecinos de Las Martelas, Marina Alta, Marina Baja, La Condesa y Cuesta Zapata, debido al avance de las coladas y en previsión de que estas discurrieran hacia estos barrios. Las personas albergadas son 416 personas, 47 más que hasta la jornada del miércoles, de las que 375 están realojadas en Fuencaliete y el resto en Los llanos de Aridane. El miércoles se evacuaron 150 personas, aunque en realidad se evacuaron a 45 vecinos, lo que significa que el resto de personas habían abandonado ya sus viviendas con anterioridad.

Morcuende señaló que la anchura máxima de la colada sigue siendo de 2.900 metros, sin que haya variado prácticamente en las últimas jornadas. La colada más al norte se encuentra "prácticamente mantenida desde hace una semana, con unos 120 metros de distancia de la costa".

Según Copernicus, hay 2.185 edificaciones destruidas, de las que 76 están en riesgo de ser dañadas y un total de 2.261 construcciones afectadas. A pesar de la información dada por esa herramienta, según el catastro serían 1.196 edificaciones las que habrían sido destruidas, de las que 963 son de uso residencial, 124 de uso agrícola, 57 de uso industrial, 27 de uso hostelería y ocio, 10 de uso público y 14 de otros usos. Morcuende afirmó que la sismicidad sigue produciéndose en zonas medias y altas en profundidad y en la misma zona.

A preguntas de los periodista sobre el rescate de los cuatro perros que se encontraban aislados pero que no se han podido localizar desde hace al menos uno o dos días sospechándose que hayan sido rescatados a pie, Morcuende dijo que le parece "deleznable" que haya personas saltándose el perímetro de exclusión de las coladas de lava porque se fijan para garantizar la salud de la población.

Noticias relacionadas

Sobre el rescate de estos perros atrapados en Todoque, comentó que la dirección del Pevolca hizo lo que tenía que hacer para organizar el dispositivo pero no le han "comunicado nada" acerca de la situación de los podencos. Así, ha relatado que "lo primero" que hicieron al conocer la situación fue "tratar de alimentarlos" y por ello "se mandó agua y comida" con drones y lograron recuperarse físicamente,

Después, se solicitó un rescate por tierra que fue descartado porque el comité científico planteó que "no era posible" y hace tres días, una empresa de drones presentó un plan de rescate por vía aérea que tras varias pruebas se aprobó. "Ya no sé nada más, no me han comunicado nada. Hemos hecho lo que teníamos que hacer", aseveró.