¿Será el Teide el próximo volcán en entrar en erupción?

¿Será el Teide el próximo volcán en entrar en erupción?
5
Se lee en minutos

Mientras el volcán de Cumbre Vieja continúa en erupción y nadie se atreve a pronosticar cuándo terminará, las miradas de muchos ya se dirigen hacia otro cono volcánico que, según los expertos, continúa ‘vivo’ y es susceptible de despertar de su letargo en cualquier momento, si bien de momento no hay indicios de que ello vaya a suceder en breve. El Teide, el más famoso de todos los volcanes españoles, es también uno de los potencialmente más destructivos por sus características.

De hecho, los científicos tienen una lista de volcanes que hay que vigilar de cerca (en realidad, se vigilan) en Europa: el Vesubio y Campi Flegrei (Italia), Santorini (Grecia) y Teide (España).

Hay que tener en cuenta que la isla de Tenerife se formó y fue creciendo debido precisamente a las sucesivas erupciones volcánicas que ha sufrido a lo largo de los siglos. El Teide es uno de los volcanes que tiene la isla, pero no el único. Es un volcán del tipo poligenético, es decir, que ha tenido varias erupciones y en cada una de ellas ha ido creciendo.

Los vulcanólogos consideran al Teide como un volcán potencialmente peligroso. No se sabe cuándo, pero entrará en erupción en algún momento. Y ello puede suceder de dos formas, mediante procesos violentos y explosivos (la típica imagen de lava saltando por los aires a gran altura) o bien efusivos, con emisión de lava pero sin un carácter explosivo. Esto último es lo que sucedió en 1909 con el volcán Chinyero, situado junto al Teide.

Los expertos son claros: no se puede saber cómo será la próxima erupción, si efusiva o explosiva, ni tampoco dónde se producirá exactamente, pero lo que es cierto es que la habrá.

De las erupciones que ha sufrido Tenerife a lo largo de la historia la más violenta, que produjo víctimas mortales, fue la triple erupción de Fasnia, Arafo y Siete fuentes, entre diciembre de 1704 y enero de 1705.

Como comentaba recientemente la experta en sismología volcánica de la Universidad de Granada Janire Prudencio, “lo que también hay que tener en cuenta es que si el Teide o alguno de los volcanes de Tenerife llega a entrar en erupción, provocaría una situación muy complicada. Primero, porque la isla está mucho más poblada de lo que estaba en 1909 [cuando la erupción del Chinyero] y, segundo, porque nuestra vulnerabilidad tecnológica y de infraestructura es mucho más alta, como descubrimos en abril de 2010 con la erupción del volcán islandés Eyjafjallajokull”.

Aquella erupción, que fue considerada pequeña por su tamaño, causó un fuerte trastorno en el tráfico aéreo a lo largo de bastantes días e incluso y fue necesario cerrar la navegación aérea en la mayor parte del norte de Europa. Es un aviso de lo que puede ocurrir en el caso de una erupción mucho más cercana al continente europeo, como sería el del Teide.

«Muchas posibilidades de erupción»

Por su parte, la Asociación Volcanes de Canarias, formada por profesionales y aficionados de este campo en las islas, explica que “la historia geológica revela que este estratovolcán tiene muchas posibilidades de erupción”, afirma la entidad en su página web.

Esta entidad señala que “el sistema volcánico de Tenerife comprende no sólo el Teide-Pico Viejo, sino también todo el edificio volcánico que emerge desde el fondo oceánico. Siendo realmente objetivos, todas las zonas de la isla tienen probabilidades de vivir una erupción volcánica, si bien existen unas zonas con mayor probabilidad. Los expertos consideran que, además del centro de la isla, son las dorsales (alineaciones de volcanes) de Tenerife las que más condiciones tiene para ver una erupción”.

El Instituto Geográfico Nacional afirma que “del estudio de su larga historia eruptiva se puede deducir que [la erupción] podría tener cualquier valor de explosividad, dependiendo del tipo de magmas involucrados (basálticos, fonolíticos o mezcla de ellos), siendo siempre los basálticos de menor explosividad y mayor probabilidad de ocurrencia”.

El director del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Nemesio Pérez, recuerda que en esa zona ha habido erupciones de baja explosividad, que sería la más probable en el futuro, pero que también se han intercalado episodios más explosivos.

Al respecto, señala que “la recurrencia de erupciones explosivas en Tenerife pudiera ser del orden de varios miles de años, mientras que la recurrencia de las de bajo índice de explosividad estaría en el entorno de décadas o unos cientos de años”.

¿Cómo se está vigilando el Teide? Al igual que se ha podido ver en el caso de Cumbre Vieja en La Palma, un eficaz dispositivo de vigilancia monitorea continuamente la actividad del volcán, gracias a una extensa red de sensores repartidos por toda la isla de Tenerife, que dan cuenta de la más mínima variación sísmica, geoquímica, geológica y de otras características.

Estos sensores permiten detectar deformación del terreno incluso de tan solo un milímetro. Todo este sistema permite, por tanto, anticipar con cierto margen la posible aparición de una erupción y programar la eventual evacuación de la parte de la isla afectada por este evento volcánico.

El organismo responsable de la vigilancia volcánica de España es el Instituto Geográfico Nacional (IGN), que tiene la obligación de observar el sistema volcánico y comunicar a las autoridades cualquier cambio que se manifieste.

Erupciones históricas documentadas del Teide:

-Erupción de Boca Cangrejo (1492): Esta erupción fue vista por Cristóbal Colón durante su paso por el sur de Tenerife rumbo al descubrimiento de América.

-Erupciones de los años 1704-1705: Tuvo lugar a través de tres focos de emisión: Siete Fuentes, volcán de Fasnia y montaña del Valle o volcán de las Arenas.

-Erupción de Trevejos o de Garachico (1706): Acaeció el día 5 de mayo de 1706, a unos 8 kilómetros al sur de la villa de Garachico.

-Erupción de Chahorra (1798): La erupción se produjo en el Pico Viejo el día 9 de junio de 1798 y terminó el 8 de septiembre del mismo año.

-Erupción de Chinyero (1909): Empezó el día 18 de noviembre de 1909 y duró 10 días.

Te puede interesar: Teneguía, 1971: La última gran erupción volcánica en España

Web de seguimiento del Teide: https://www.volcanesdecanarias.com/control-teide/

Noticias relacionadas

Web sobre el Teide: https://www.volcanesdecanarias.org/tenerife/