Odio en línea

No, el autor del tiroteo en Texas no es trans, es un bulo

Usuarios de extrema derecha del foro 4chan difunden fotos de personas trans inocentes en las redes acusándolas de ser el joven que mató a 21 personas en una nueva masacre escolar en EEUU

Salvador Romas.

Salvador Romas. / Twitter

3
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

La masacre perpetrada este martes en una escuela de primaria en Uvalde (Texas), en la que 19 niños y dos adultos fueron asesinados, ha vuelto a poner en relieve la facilidad en que la desinformación circula por las redes sociales. Tras conocerse el tiroteo, usuarios de extrema derecha robaron fotografías de personas trans inocentes y las difundieron por el foro 4chan acusándolas de estar detrás de la matanza en un intento de criminalizar a la comunidad LGTBQ.

Desde entonces, y a pesar de ser desmentido por las personas que aparecen en esas fotos, el bulo ha circulado a la velocidad de la luz, saltando incluso de plataformas como Twitter o Reddit a la televisión. Este jueves, tanto El Programa de Ana Rosa como La Hora de La1 han difundido las imágenes de dos jóvenes inocentes mientras sus tertulianos hablaban del enésimo tiroteo escolar que sacude a los Estados Unidos. El programa de la televisión pública ha rectificado tras la oleada de quejas recibidas, algo que no ha hecho el de Telecinco.

La misma noche del ataque empezaron a circular por las redes imágenes de dos jóvenes transgénero de apariencia similar al asesino de Texas, Salvador Ramos, quien fue abatido por la policía tras atrincherarse en la escuela Robb Elementary. Una de ellas es Sabrina, una chica que, según ha explicado al portal Mashable, cree que robaron su foto de un grupo de la plataforma de chat Discord y que lo habrían hecho por su condición de transexual.

Surgido en las cloacas de internet

El bulo empezó a circular por 4chan, un foro conocido por albergar parte del contenido más oscuro de internet, desde permitir la publicación de pornografía infantil al enaltecimiento del nazismo. De ahí nacen otras conspiraciones racistas como QAnon, abrazada por gran parte de la extrema derecha trumpista, y es donde se ideologizó el terrorista supremacista blanco que el pasado 14 de mayo asesinó a 10 inocentes en Buffalo, también en EEUU.

De ahí, las imágenes de esos jóvenes trans empezó a diseminarse por otras grandes plataformas como Twitter, Instagram o Facebook y por otras más marginales como Gab, poblada mayoritariamente por ultraderechistas y conservadores. El cofundador de esa red social compartió el bulo con sus más de 3,6 millones de seguidores. Con una simple búsqueda es fácil encontrar cuentas que han viralizado esa mentira, con mensajes que instigan el odio contra la comunidad LGTBQ.

Noticias relacionadas

El otro joven víctima de esa campaña de criminalización ha explicado que se han utilizado imágenes suyas compartidas en foros homosexuales de la plataforma Reddit. Tras ver como su cara empezaba a circular por las redes asociándola a la masacre, publicó otra imagen asegurando: "No soy yo, ni siquiera vivo en Texas".

Como suele ser habitual en estos casos, el desmentido no sirve para frenar un bulo que se propaga de forma mucho más veloz. Aunque esa nueva imagen fue publicada por el usuario incluso después que autor de tiroteo muriese abatido por la policía, muchos usuarios han hecho ya de la mentira una causa política irrefutable. ¿Para qué hablar de la regulación del acceso a las armas o de la salud mental cuando se puede cargar toda la culpa a la comunidad trans? Ninguna información oficial menciona el sexo o género del atacante.