Guerra en el este de Europa

La ONU reclama la reapertura del puerto de Odesa para aliviar la crisis alimentaria mundial

El organismo denuncia el bloqueo de los puertos ucranianos, donde están paralizadas casi cinco toneladas de cereales

La ONU reclama la reapertura del puerto de Odesa para aliviar la crisis alimentaria mundial

REUTERS/Valentyn Ogirenko

1
Se lee en minutos
El Periódico

Naciones Unidas ha pedido la reapertura inmediata del puerto de Odesa para aliviar la crisis alimentaria mundial. En un mensaje en Twitter, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos ha hecho un llamamiento para desbloquear las toneladas de grano ucraniano que esperan en los puertos meridionales del país para poder ser exportados.

"Los graneros ucranianos están llenos. Al mismo tiempo, 44 millones de personas en todo el mundo rozan la hambruna. Nos queda poco tiempo. El coste de no hacer nada será mucho mayor de lo que la gente puede imaginar", ha escrito David Beasley. La marina rusa mantiene bloqueados las salidas de Ucrania al mar Muerto y, en las últimas jornadas, ha intensificado los ataques sobre Odesa, la ciudad portuaria del suroeste ucraniano.

La guerra no solo está afectando a las exportaciones del sexto exportador mundial de cereales del mundo. También se ha cebado con la producción. Un reciente estudio de la consultora Kyrros sostiene que, en las circunstancial actuales, Ucrania solo podrá producir 21 millones de toneladas de trigo, un 23% menos del promedio de los últimos cinco años.

Noticias relacionadas

Exportaciones congeladas

La crisis de los cereales se ha convertido en una de las consecuencias colaterales del conflicto en Ucrania. La semana pasada, el director del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas avisaba de que la guerra ha congelado por completo las exportaciones y ahora mismo 4,5 millones de toneladas de grano "están paralizadas en los puertos y en los barcos del país y no se pueden usar". Un problema mayúsculo que, según Beasley, podría tener gravísimas consecuencias en los países más pobres. "Primero, se producirá un colapso del sector agrícola en Ucrania. Segundo, la hambruna merodeará por el mundo. Los puertos tienen que reabrir y tienen que hacerlo ya", ha dico Beasley este sábado.