Tecnología de vigilancia

Los talibanes se apoderan de los datos biométricos de afganos que colaboraron con EEUU

  • Fuentes militares confirman a 'The Intercept' que los insurgentes controlarían información como huellas dactilares o escaneados de retina con los que podrían perseguir a sus víctimas

Un combatiente talibán hace guardia en un puesto de control en Kandahar.

Un combatiente talibán hace guardia en un puesto de control en Kandahar. / STRINGER (EFE)

1
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

Los datos biométricos son, desde hace años, una herramienta más para la guerra. Estados Unidos utilizó esos sistemas de registro de huellas dactilares o escaneados de retina en Afganistán para identificar a sus colaboradores, pero también para perseguir terroristas e incluso para poder asesinar a Osama bin Laden. Ahora, esa información podría haber caído en manos de los talibanes.

Así lo confirmaron la semana pasada múltiples fuentes militares al medio estadounidense 'The Intercept', donde apuntan que, con su avance por todo el país, los insurgentes fundamentalistas islámicos se habrían hecho con el control de unos sistemas y unas bases de datos que podrían poner en aún mayor riesgo a la población afgana que colaboró con las fuerzas occidentales durante casi dos décadas de conflicto estancado.

"Procesamos a miles de afganos al día, tuvimos que identificarlos, registrarlos en busca de chalecos suicidas, armas, recoger información, etc.", según explicó un contratista militar estadounidense al medio. Ese sistema, conocido como Hiide, se usó "para ayudar a identificar a los locales que trabajaban para la coalición", pero también a expertos afganos que participaron en los esfuerzos diplomáticos entre ambos bandos. En manos talibanes esa información es un atajo directo hacia sus víctimas.

¿Apoyo tecnológico de Pakistán?

Noticias relacionadas

Aunque los talibanes pueden no contar con sistemas tecnológicos lo suficientemente potentes para procesar e interpretar esos datos, las fuentes consultadas por 'The Intercept' alertan de que el grupo armado podría contar con la ayuda de los servicios secretos de Pakistán.

La llamada "guerra contra el terror" lanzada por George W. Bush sirvió como pretexto para que EEUU desarrollase su sistema de vigilancia biométrica, un modelo que también recopila datos tan sensibles como el ADN o el reconocimiento facial y que ha exportado a todo el mundo. Según la periodista de investigación Annie Jacobsen, el Pentágono tenía el objetivo de controlar esa información del 80% de los ciudadanos de Afganistán. Ahora que Washington se bate en retirada, esas armas pasan a formar parte del arsenal enemigo.