Documento confidencial

Los talibanes buscan a afganos que ayudaron a EEUU para capturarlos, según la ONU

  • Un informe asegura que los militares realizan "visitas puerta a puerta selectivas" para encontrar a las personas que quieren detener y a sus familiares

  • Amnistía da cuenta de una matanza de chiís afganos acusados de haber colaborado con el gobierno anterior

Talibanes vigilan una protesta chií en la ciudad de Herat, la tercera más grande de Afganistán.

Talibanes vigilan una protesta chií en la ciudad de Herat, la tercera más grande de Afganistán. / STRINGER (EFE)

3
Se lee en minutos
El Periódico

Los talibanes están intensificando la búsqueda de personas que trabajaron con las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN, según un documento confidencial de Naciones Unidas, que advierte sobre "tortura y ejecuciones" contra estas personas y sus familias, pese a que los militares prometieron no vengarse de sus oponentes.

El informe -proporcionado por los consultores de evaluación de amenazas de la ONU- dice que los talibanes tienen "listas prioritarias" de individuos que quieren arrestar.

Según el documento, las personas que corren más riesgo son las que han desempeñado funciones importantes en el ejército, la policía y las unidades de inteligencia afganas.

"Visitas puerta a puerta"

Los talibanes han estado realizando "visitas puerta a puerta selectivas" buscando a las personas que quieren detener y a sus familiares, dice el informe.

Añade que los militares también están controlando a las personas que se dirigen al aeropuerto de Kabul y han establecido puestos de control en las principales ciudades, incluidas la capital y Jalalabad.

El documento, fechado el miércoles, ha sido redactado por el Norwegian Center for Global Analyses, una organización que proporciona trabajo de inteligencia a las agencias de la ONU.

"Están apuntando a las familias de los que se niegan a entregarse, y persiguiendo y castigando a sus familias 'según la ley islámica'", ha dicho a la agencia de noticias Afp Christian Nellemann, director ejecutivo del grupo.

"Expuestos a la tortura y a las ejecuciones"

"Prevemos que tanto los individuos que anteriormente trabajaban con las fuerzas de la OTAN/Estados Unidos como sus aliados, junto con los miembros de sus familias, estén expuestos a la tortura y a las ejecuciones", ha añadido.

"Esto comprometerá aún más los servicios de inteligencia occidentales, sus redes, métodos y capacidad para contrarrestar tanto a los talibanes como al EI y otras amenazas terroristas", ha añadido.

El informe señala que los militantes están "reclutando rápidamente" nuevos informantes para que colaboren con el régimen talibán y están ampliando sus listas de objetivos poniéndose en contacto con mezquitas y corredores de dinero.

Crímenes contra la minoría chií

Por otro lado, Amnistía Internacional (AI), ha acusado este viernes a los talibanes de la tortura y la ejecución de nueve hombres de la minoría hazara durante su conquista el mes pasado de la provincia de Ghazni, en el este del país. Los hazara son un grupo étnico mayoritariamente chií y de lengua persa que reside en zonas de Afganistán y Pakistán, donde ha sido objetivo de numerosos ataques por parte de grupos terroristas suníes como Estado Islámico.

Entre los fallecidos se encuentra por ejemplo Jaffar Rahimi, de 63 años, que sufrió una brutal paliza y fue acusado de trabajar para el Gobierno afgano cuando los talibanes le descubrieron dinero en el bolsillo. Acabó estrangulado con su propio pañuelo, según los testimonios recogidos por AI. Otro de los fallecidos, Zia Faqir Shah, de 23 años recibió tantos disparos "que tuvo que ser enterrado en partes", de acuerdo con la información que baraja la organización

Estos crímenes, advierte AI, solo son una "fracción" de las muertes totales causadas por los talibanes durante toda su ofensiva de las últimas semanas para retomar el país. El asesinato "selectivos" del grupo de hazaras son una prueba de que las minorías étnicas y religiosas siguen corriendo un riesgo especial bajo el Gobierno talibán en Afganistán", ha dicho la secretaria general de AI, Agnes Callamard.

Promesa de amnistía completa

Los talibanes lanzaron una estrategia de relaciones públicas desde que volvieron al poder el domingo, incluyendo la promesa de una amnistía completa para todos los que trabajaron con el Gobierno afgano electo.

Noticias relacionadas

Pero los afganos y los observadores no han olvidado el régimen islámico ultraconservador de los talibanes de 1996-2001, cuando se impusieron castigos brutales, como la lapidación hasta la muerte por adulterio.