Regulación tecnológica

Europa relanza sus denuncias por monopolio contra Apple

  • La Unión Europea ultima una acusación contra el gigante tecnológico por abusar de su poder

  • Alemania, Italia y el Reino Unido han abierto investigaciones y Francia ya ha aplicado multas

Tim Cook, consejero delegado de Apple.

Tim Cook, consejero delegado de Apple. / EP

3
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

El cerco se estrecha sobre Apple. En las últimas semanas, la creciente presión internacional para regular el gigante tecnológico estadounidense se ha relanzado en Europa con la aparición de nuevas investigaciones y denuncias contra un modelo económico que, señalan, abusa de su posición dominante en el mercado para mantener su control.

La batalla empezó en 2016, pero no fue hasta hace dos años que Spotify demandó a Apple ante los tribunales europeos por obligar a las empresas a pagar un 30% de sus ingresos por suscripción para poder aparecer en la App Store, la única tienda digital para los usuarios de iPhone y Mac. El pasado 4 de marzo, la Unión Europea (UE) recogió esas quejas para preparar la que podría ser la primera acusación por monopolio en Europa contra la multinacional fundada por Steve Jobs, según informó el 'Financial Times'.

Aunque la acción judicial de Bruselas podría tardar meses en formalizarse e incluso quedar en papel mojado, el runrún evidencia el malestar generalizado con la forma en la que opera Apple y la intención regulatoria de la UE. La App Store es la única puerta de entrada a cientos de miles de dispositivos iOS y negarse a pagar la comisión establecida por la empresa de la manzana es renunciar a un 31% del mercado de smartphones en Europa y hasta un 60% en Estados Unidos, según Statcounter. Un suicidio.

Alianza contra el pago a la App Store

Además de Spotify, otras compañías como Tinder, Epic Games (creadora del famoso videojuego ‘Fortnite’, que no está operativo en el sistema iOS) e incluso News Media Europe, el principal lobby europeo de editores de diarios, se aliaron el pasado septiembre para presionar en contra del pago de esa comisión, que consideran una “ventaja injusta”. El 17 de febrero Epic Games demandó a Apple ante la UE por el mismo asunto.

Ante esos movimientos, Apple ha tratado de calmar las aguas. La comisión para entrar a App Store es del 30% de los ingresos el primer año y del 15% a partir de ahí. En noviembre, Apple anunció que la comisión se rebajaría en su totalidad al 15% pero solo para los pequeños desarrolladores, una decisión con la que quiere dotarse de argumentos ante las acusaciones de monopolio.

Investigaciones y multas

Sin embargo, el día 4 fue la Autoridad del Mercado de Competencia del Reino Unido quien anunció la apertura de una investigación contra Apple por posibles prácticas monopolísticas. El mismo tipo de organismos reguladores en Italia y Alemania han abierto pesquisas para estudiar el alcance del denunciado bloqueo de la competencia.

Noticias relacionadas

El país europeo que más ha presionado a Apple ha sido Francia, que el año pasado sancionó a la compañía con una multa de 1.000 millones de euros por violar sus leyes antimonopolio y con otra de 25 millones por ralentizar el funcionamiento de los viejos modelos de iPhone sin avisar a sus usuarios. El día 10, el mayor lobby de las start-ups francesas ha presentado una demanda contra la compañía por haber presuntamente vulnerado las leyes de privacidad europeas al recolectar información sin pedir permiso para publicidad personalizada.

Más allá de Europa, estas medidas se enmarcan en un creciente contexto global de regulación de las grandes tecnológicas que también tiene en el punto de mira a gigantes como Amazon, Facebook y Google. En julio del año pasado, el subcomité antimonopolio del Congreso de EEUU presentó un informe en el que acusaba a Apple de ejercer "demasiado poder" con esa comisión. Las denuncias empiezan a acumularse para el gigante de la manzana blanca.