Nuevas relaciones

Despega el primer vuelo comercial directo entre Israel y Marruecos

La iniciativa es fruto del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países bajo el ala de Trump

Una delegación compuesta por autoridades israelís y estadounidenses partió en el primer vuelo directo entre Israel y Marruecos.

Una delegación compuesta por autoridades israelís y estadounidenses partió en el primer vuelo directo entre Israel y Marruecos. / David Azagury (EFE)

3
Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

Meir Ben Shabat es hijo de judíos nacidos en Marruecos. También es el jefe de la Seguridad Nacional israelí. Este martes ha embarcado en el primer vuelo comercial entre Tel-Aviv y Rabat encabezando la delegación israelí hacia el país árabe. "Estamos viendo la historia escribirse frente a nuestros ojos", ha reconocido antes de subir al avión. Junto al asesor y yerno de Donald Trump, Jared Kushner, a la cabeza de representantes estadounidenses, los diplomáticos han viajado hasta Marruecos para tratar el establecimiento de relaciones anunciado en el marco de los Acuerdos de Abraham.

"Nuestros esfuerzos colectivos han llevado al nacimiento de un nuevo Oriente Próximo, donde los avances y las primeras veces ahora ocurren casi todos los días", ha dicho este lunes Kushner en una ceremonia junto al primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu. "Estuve aquí hace unos meses para realizar el primer vuelo a Emiratos Árabes Unidos, y ahora vemos vuelos comerciales que van y vienen a diario", ha reiterado este martes antes de embarcar. "Mi esperanza es que el vuelo de hoy a Marruecos genere el mismo impulso", ha agregado. 

Durante esta visita de las delegaciones israelí y estadounidense a Marruecos, los equipos de Kushner y Ben Shabat tienen previsto reunirse con el rey Mohamed VI y otras autoridades del país. Además, se firmarán cuatro Memorandos de Entendimiento entre ambos países, en áreas relacionadas con finanzas, aviación, agua y visados. Sigue la diplomacia por el aire de Israel con las negociaciones para establecer vuelos directos entre las dos capitales, como ya ha ocurrido en los recientes pactos con EAU y Bahréin. 

Antes de la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, la Administración Trump sigue ejerciendo de "mejor amigo de Israel" en el terreno diplomático. El presidente estadounidense "ha trabajado muy duro estos cuatro años para crear una política racional en Oriente Próximo, y lo ha hecho acercando a los pueblos", ha alabado su yerno. El pasado 10 de diciembre el mandatario saliente anunció el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y Marruecos bajo su ala y siguiendo la estela de EAU, Bahréin y Sudán

El reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, un territorio pendiente de descolonización, vino después. Al mando de una quinta parte de la región, el Frente Polisario mostró su oposición a la decisión tomada por Trump, compartiendo la opresión que sufre la comunidad palestina. Aunque el rey marroquí Mohamed VI afirmó que Marruecos seguirá siendo un defensor de los palestinos, estos, junto al Polisario, han lamentado el anuncio de normalización entre Rabat y Tel-Aviv. 

Hogar de judíos

Marruecos es el hogar de la comunidad judía más grande del norte de África. Su presencia se remonta a la antigüedad aunque se amplió con la llegada de los judíos expulsados por los Reyes Católicos en 1492. De los 250.000 a finales de los años 1940, un 10% de la población marroquí, muchos emigraron a Israel tras la creación del Estado judío en 1948. Actualmente hay unos 3.000 judíos en Marruecos mientras que en Israel viven unos 700.000 judíos de origen marroquí. En parte por eso, los vínculos entre Marruecos e Israel siempre han existido pero la intifada palestina provocó que en el 2000 el país árabe cerrara su oficina de enlace en Tel-Aviv.

"Debemos continuar escribiendo nuevos y excitantes capítulos y no volver a la antigua manera de pensar y a ideas fallidas", ha declarado Kushner junto a Netanyahu este lunes, "el mundo está cambiando rápido y para mejor". Aunque este primer vuelo directo supone otra jornada histórica para Israel, la crisis política que se vive en el Estado hebreo la ha ensombrecido

Cuartas elecciones

Noticias relacionadas

Si el Gobierno de Israel no consigue un acuerdo sobre los presupuestos, este martes a medianoche tendrá lugar su caída y la disolución automática de la Knesset, el Parlamento israelí. Por lo tanto, sería imposible ratificar un acuerdo de normalización marroquí o sudanés de pleno derecho y cualquier otro que Trump pudiera anunciar antes de terminar su mandato el 20 de enero. 

Los históricos vuelos a países lejanos geográficamente y con poca implicación en el conflicto árabe-israelí son los que han mantenido parte de la popularidad de Netanyahu a flote. Ahora, sin Trump, Bibi queda un poco huérfano en política internacional. Si los israelís vuelven a las urnas en las cuartas elecciones en dos años, su continuidad no está asegurada.