12 jul 2020

Ir a contenido

REBROTE DE COVID-19

Leicester estará confinada al menos dos semanas

El 10% de todos los casos positivos de coronavirus en Inglaterra en la última semana corresponden a la ciudad de las East Midlands

Begoña Arce

Un cartel sobre prevención del covid en Leicester. 

Un cartel sobre prevención del covid en Leicester.  / AFP

La ciudad inglesa de Leicester, con 330.000 habitantes debe dar marcha atrás en la desescalada. El aumento de casos de covid-19 ha obligado a cerrar nuevamente escuelas y todas las tiendas que no son esenciales, durante al menos dos semanas más. Tampoco podrán sumarse este fin de semana a la reapertura en el resto de Inglaterra de pubs y restaurantes.

La ciudad en las East Midlands, con la mitad de sus habitantes pertenecientes a minorías étnicas, ha registrado desde el principio de la epidemia un total de 3.216 casos, de los cuales 944 se han detectado en las dos últimas semanas, segun las autoridades municipales. Actualemnte, el 10% de todos los casos positivos de coronavirus en Inglaterra en la última semana se han producido en Leicester, según indicó en el Parlamento el ministro de Sanidad, Matt Hancock.

"Recomendamos a la población en Leicester que se quede en casa todo lo que pueda y no viajar a menos que sea esencial, desde y dentro de Leicester", añadió el ministro.

Demasiado tarde

Las medidas impuestas en esta ciudad permanecerán en vigor durante al menos dos semanas, con revisiones periódicas y  con la posibilidad de extender el confinamiento si fuera necesario, para contener los brotes, indicó el ministro.

Los colegios han sido cerrados dado que los menores han resultado particularmente afectados por el brote y hay riesgo de que éstos puedan contagiar a otras personas. "Para ser claros, los niños tienen un riesgo muy bajo de sufrir coronavirus, pero hemos estado mirando la proporción de niños que han dado positivo y, por lo tanto, de transmitir la enfermedad", señaló Hancock.

El alcalde de Leicester, Peter Soulsby, considera que el gobierno ha actuado demasiado tarde. “Leicester debería haber vuelto al nuevo confinamiento antes”, declaró a la BBC recordando que Hancock había advertido hace ya dos semanas de un brote en la ciudad. “Desde entonces hemos estado tratando de tener información (del gobierno) sobre los datos que tenían, para saber por qué pensaban que había aquí un problema en particular”. De acuerdo con el alcalde han estado luchando para mantener el nivel de test de coronavirus en Leicester. “Hubiera querido que tomaran una decisión más rápida, en lugar de dejar pasar 11 días desde que (Hancock) hizo el primer anuncio. Es mucho tiempo para que el virus se extienda”.

Según las últimas cifras oficiales, el Reino Unido registró ayer 25 nuevas muertes por covid-19, hasta un total de 43.575 fallecidos desde que comenzó la pandemia, y de 815 contagios de la enfermedad en 24 horas.

La semana pasada, el Gobierno anunció la reapertura de comercios que no sean de primera necesidad, así como hoteles, bares y restaurantes, entre otros establecimientos, a partir del 4 de julio en Inglaterra, dado que las otras regiones británicas -Escocia, Gales e Irlanda del Norte- deciden sus medidas.

Sin embargo, otros sectores como los gimnasios y los salones de belleza deberán permanecer cerrados.