Ir a contenido

RELEVO EN BERLÍN

La heredera de Merkel se convierte en ministra de Defensa

Annegret Kramp-Karrenbauer releva a Ursula Von der Leyen, nueva presidenta de la Comisión Europea, y asume una cartera muy complicada que ha desgastado a todos sus predecesores

Carles Planas Bou

Annegret Kramp-Karrenbauer, nombrada nueva ministra alemana de Defensa. / JOHN MACDOUGALL (AFP / VÍDEO: EFE)

Sorpresa en Alemania. La secretaria general de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer, se convertirá en la nueva ministra de Defensa del país, relevando así a Ursula Von der Leyen, elegida este martes como nueva presidenta de la Comisión Europea.

De esa manera, la señalada como heredera de Angela Merkel al frente del conservadurismo alemán asume la que es probablemente la cartera ministerial más complicada de todas. En un país de tradición social antimilitarista como es Alemania este cargo ha terminado desgastando a todos sus predecesores.

Hace apenas unos días la misma AKK desmentía los rumores negando cualquier intención de entrar en el Ejecutivo alemán. Así que, si es considerada la delfín de la cancillera, ¿por qué asume esta tarea? Algunos medios señalan que, aunque sea en un cargo complicado, entrar en el Gobierno es el paso previo para tomar el relevo de Merkel —quien hoy cumple 65 años— al frente de la cancillería de cara a las elecciones del 2021.

Para los altos cargos de la CDU y su partido hermano, la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), mandar a su "número uno" al Gobierno es también una manera de  mostrar su compromiso con el Ejército alemán. "Es la mejor opción para dar fuerza al Ejecutivo", ha señalado el líder bávaro, Markus Söder. Anteriormente Kramp-Karrenbauer, de 56 años de edad, ya había servido como ministra del Interior en el Estado del Sarre, donde también ejerció como primera ministra entre 2011 y 2018.

Un cargo complicado

Con cinco años y medio al frente del Bundeswehr, Von der Leyen ha sido hasta ahora la ministra más longeva en este cargo. Sin embargo, ella también ha sufrido el desgaste al no ser capaz, según los críticos, de modernizar suficiente un ejército alemán que no termina de arrancar. Eso llevó a algunos como el exdirigente socialdemócrata Martin Schulz a señalarla como la ministra "más débil" del país. El lunes anunció su dimisión, jugándose su futuro a una votación en el Parlamento Europeo que salió bien.

AKK tendrá una serie de retos que encarar: modernizar el Ejército, incrementar su personal y su presupuesto para un mejor material, reconducir una relación con las tropas que ha quedado tocada e investigar y depurar sus filas de radicales de extrema derecha, un caso que abrió la fricción con su predecesora.

Pelea por la cancillería

Durante la tarde se había especulado con que el relevo de Von der Leyen sería el actual ministro de Sanidad, Jens Spahn, lo que le habría convertido en el primer hombre gay al cargo de la cartera. Aunque ha sido derrotado de nuevo por AKK, quien ya le venció al convertirse en secretaria general de la CDU y frustrar sus aspiraciones, se espera que Spahn también vuelva a postularse para encabezar la lista de su partido de cara a las elecciones federales que se celebrarán dentro de dos años y que pondrán punto y final a 16 años de la era Merkel.

Tras ser elegida por la cúpula de la CDU, este miércoles AKK recibirá el certificado de su nombramiento de las manos del alcalde de Berlín y vicepresidente del Consejo Federal, Michael Müller, ante la ausencia del presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, quien se encuentra de vacaciones. El juramento del cargo se celebrará en el Bundestag, el Parlamento alemán, durante la semana que viene.

Temas: Alemania