Ir a contenido

RESOLUCIÓN

La justicia argentina confirma que la muerte del fiscal Nisman fue un homicidio

El letrado murió en extrañas circunstancias cuatro días después de acusar a la entonces presidenta, Cristina Fernández, de encubrir a terroristas

La investigación ha dado un giro de 180 grados

Abel Gilbert

La Cámara Federal argentina pidió que la muerte de Alberto Nisman sea investigada como un homicidio consecuencia de la denuncia que el fiscal había formulado en enero del 2015 contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Nisman la había acusado de firmar un pacto con Teherán para facilitar la impunidad de un grupo de iranís presuntamente involucrado en atentado contra la mutual de la comunidad judía de Buenos Aires (AMIA) que mató a 85 personas el 18 de julio de 1994.

El cuerpo de Nisman fue encontrado sin vida horas antes de fundamentar ante el Congreso una denuncia que también involucraba al ministro de Exteriores, Héctor Timerman. Casi dos años y medio después, la Cámara Federal confirmó un fallo en primera instancia del juez Julián Ercolini y además confirmó los procesamientos de los cuatro custodios del difunto fiscal y dejó caer las sospechas principales de complicidad con el crimen en Diego Lagomarsino, el asesor informático de Nisman, a pesar de la falta de indicios en su contra. Lagomarsino había facilitado a Nisman un arma solicitada por él.

Proximidad con el Gobierno

La Cámara Federal, segunda instancia judicial de este país, es considerada como muy cercana al Gobierno de derechas que, por estas horas de fuerte convulsión social, con masivas protestas en las calles, vuelve a focalizar a Cristina Kirchner como su gran adversaria y responsable intelectual de una ley del Congreso que anuló el último tarifazo, y que el presidente Mauricio Macri vetó de inmediato.

El dictamen de Ercolini que esta nueva instancia judicial hizo propio se apoya en un peritaje interdisciplinario de la Gendarmería que dice completamente lo contrario de los estudios anteriores en los que no se advertía ningún homicida ni que hubiera otra persona en el momento en que un disparo atravesó la sien de Nisman en su baño.

Sin vínculo aparente

Para Martín Iruzún, de la Cámara Federal, el fiscal “fue asesinado horas después de haber formulado una denuncia contra las máximas autoridades del Poder Ejecutivo” y “antes de exponer ante una comisión especial del Congreso Nacional las razones de su proceder”.  Iruzún reconoce que “dicha circunstancia, por sí sola, no permite definir el vínculo entre el homicidio y la actividad funcional de la víctima”.

Pero “el examen integral del escenario orienta la presunción en tal sentido”. Los camaristas aseguran en su fallo que dos personas golpearon, drogaron con ketamina y asesinaron al fiscal. La posición en que fue encontrado el cuerpo en el baño del lujoso apartamento donde vivía revela que fue puesto en esa postura. Ese día las cámaras de vigilancia del edificio no funcionaron. Para la Cámara Federal es “falso plantear que tenía temor de ir a exponer al Congreso” y que el miedo a una situación vergonzante lo indujo al suicidio.

Giro de 180 grados

La llegada de Macri al poder significó un giro total en las investigaciones sobre la suerte de un fiscal que tenía muy sólidos vínculos con la CIA y el Mosad. Se han descartado de plano las conclusiones preliminaries de Viviana Fein, la primera fiscal del caso, para quien “no hay un solo indicio de homicidio, ni una sola prueba”. Las pericias realizadas por 13 de 15 forenses refutaron en su momento esa presunción.

Cinco de los seis criminalistas que han tratado de dilucidar qué ocurrió en enero del 2015 en el edificio Le Parc llegaron a la conclusión de que no había nadie más que Nisman en el baño en el momento del disparo. El arma se accionó apoyada en la sien del fiscal y su cabeza quedó contra la puerta, lo que dificultó su apertura. Los estudios balístico e informático se inclinan hacia la misma dirección. La parte querellante sostiene que el fiscal falleció el sábado 17 de enero. Los últimos análisis informáticos dan cuenta de que miró los diarios en internet el día 18. Por otra parte, el acuerdo con Irán para interrogar a los posibles implicados en el atentado, y que fue aprobado por el Congreso, nunca rigió.

Elevado a la figura de mártir

La figura de Nisman no admite unanimidades. Los simpatizantes del macrismo lo erigieron en mártir. Para hacerlo, insisten los impugnadores, soslayaron que sus investigaciones sobre el terrorismo internacional solo se basaban en las informaciones que proveía la CIA y el Mossad. Además, llevaba una vida nocturna de playboy y tenía una cuenta y propiedades a nombre de la madre, engrosada con dinero de los llamados “fondos buitres” que litigaban contra Argentina en un tribunal neoyorquino.

Temas: Argentina