LA YIHAD EN EUROPA

Londres dobla el presupuesto de seguridad en internet para combatir a los yihadistas

Los espías británicos desarrollarán su propia estrategia ofensiva en la red

Osborne, a su llegada a la reunión del Ecofin, en Bruselas, el 10 de noviembre.

Osborne, a su llegada a la reunión del Ecofin, en Bruselas, el 10 de noviembre. / AFP / EMMANUEL DUNAND

1
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE / LONDRES

Fusiles, granadas y bombas no son las únicas armas de que se sirven  los fanáticos islámicos y otros criminales  para imponer el terror. La lucha se extiende y cada vez con mayor virulencia a internet. A pesar de los drásticos recortes de los servicios públicos, el Gobierno británico va a duplicar el presupuesto de seguridad para proteger de las comunicaciones, de los ciberataques de los extremistas islámicos.

El ministro británico de Finanzas, Georges Osborne, ha advertido al hacer el anuncio de que con ese tipo de ataques, los yihadistas, además de golpear la economía, pueden causar víctimas mortales. “Si nuestro sistema de suministro eléctrico, o de control aéreo, o los hospitales son atacados con éxito en la red, el daño no solo se calibraría en pérdidas económicas, sino también en pérdidas de vidas humanas”, ha afirmado.

“El Gobierno tiene la obligación de proteger al país de los ciberataques de fuerzas hostiles, terroristas y criminales”, amenazas que ven en internet "como un acceso crítico de potencial de vulnerabilidad”. “Ya sean los bancos o nuestros coches, de las fuerzas militares a nuestras escuelas, todo lo que está en la red es también un objetivo a atacar”, ha dicho el ministro de Finanzas.

ESPIONAJE EN LA RED

Osborne ha elegido un lugar tan significativo como el Cuartel de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ), la organización británica responsable de las escuchas y el espionaje de mensajes telefónicos y en la red, para lanzar la alerta y subrayar la importancia de proteger las infraestructuras nacionales de los ciberataques.

“La brutalidad asesina del Estado Islámico tiene un fuerte elemento digital “, ha señalado. Los yihadistas “ya están utilizando internet como arma propagandística del odio para la radicalización y para preparar también sus operaciones. Pero no están muy lejos de poder utilizarlo para matar gente, asaltando nuestras estructuras con ciberataques. Aún no tienen esa capacidad de momento, sabemos que quieren tenerla y están haciendo todo lo que pueden para lograrla”, ha dicho Osborne.

Noticias relacionadas

CAPACIDAD OFENSIVA

El presupuesto de ciberseguridad se va casi a doblar en los próximos cinco años, con un total de 1.900 millones de libras (2.700 millones de euros). Los espías británicos están desarrollando sus propias estrategias para luchar en la red contra el Estado Islámico y contra cualquier tipo de “hackers, criminales y poderes hostiles”. El Reino Unido -afirma Osborne- debe pasar a la ofensiva. “No solo necesitamos defendernos, sino más bien disuadir previamente a personas y países“ para que no lancen ataques. “Estamos construyendo nuestra propia capacidad ofensiva en la red”, ha concluido.