28 nov 2020

Ir a contenido

La Unión Europea cita de urgencia a sus miembros para hablar de la crisis migratoria

En la reunión se intentarán acordar medidas colectivas para paliar las consecuencias del "aumento sin precedentes" de refugiados que vive Europa

Una refugiada siria fotografiada frente a una valla fronteriza con Serbia el pasado domingo.

Una refugiada siria fotografiada frente a una valla fronteriza con Serbia el pasado domingo. / AFP / ARIS MESSINIS

La Unión Europea ha decidido celebrar una reunión de emergencia para hablar sobre la situación de crisis migratoria, la cual ha alcanzado “proporciones sin precedentes”, según se ha dicho en el comunicado en el que se ha citado a todos los ministros de Interior de los 28 países pertenecientes al grupo el próximo 14 de setiembre.

Este comunicado, hecho público la tarde del domingo, llega después de una semana en la que centenares de personas han perdido la vida intentando cruzar el Mediterráneo y después de que se hallaran 71 inmigrantes muertos en el interior de un camión en Austria.

"La situación de los fenómenos de migración dentro y fuera de la Unión Europea ha tomado recientemente proporciones sin precedentes", ha asegurado la presidencia de la UE desde Luxemburgo.

MEDIDAS DE COOPERACIÓN

Los puntos que se discutirán en la reunión incluirán intentar acordar medidas de cooperación interna, la lucha contra el tráfico ilegal de inmigrantes y la política de deportaciones.

Alemania, Francia y el Reino Unido ya manifestaron que la Unión Europea debía establecer una lista de "países de origen seguros" para facilitar la repatriación inmediata de algunos migrantes de forma más rápida.

El sábado, el secretario general Ban Ki-moon de las Naciones Unidas, dijo que debe haber un mayor esfuerzo por parte de las autoridades europeas para evitar la gran cantidad de muertes de inmigrantes que huyen a Europa y pidió una “respuesta política colectiva” inmediata.

SIN PRECEDENTES

La cifra récord de refugiados que cruzaron las fronteras europeas el mes pasado llega a los 107.500, tres veces la cifra que se alcanzó en julio del 2014, según Frontex.

Además, casi 3.000 inmigrantes han perdido la vida desde enero de este año; la mayoría de ellos, en las aguas del Mediterráneo.

La ONU asegura que el conflicto de Siria es un factor importante detrás del aumento de personas que emigran hacia Europa, aunque también hay una gran afluencia de refugiados procedentes de otros de África y de países de Oriente Medio.