Dos meses después

Un juez declara nulo el desahucio erróneo de Rosario y obliga a devolverle sus bienes

  • El abogado de la familia ha detallado que "en muy breve" van a solicitar que se haga efectiva la orden de retornar los enseres sustraídos

  • El juzgado número 2 de L'Hospitalet ha admitido la denuncia penal y abrirá un investigación del caso

Rosario Bravo en Terrassa, en casa de su hijo.

Rosario Bravo en Terrassa, en casa de su hijo. / Anna Mas

Se lee en minutos

P. C.

Rosario Bravo, la anciana de 97 años desahuciada por error en L'Hospitalet hace dos meses, se ha llevado en una semana dos pequeñas alegrías judiciales, aunque sigue consternada por la desaparición de sus bienes y objetos personales. Por una parte, el juzgado de instrucción número 8 del municipio declarado nula hace unos días el acta de lanzamiento del piso, ordenado la devolución de sus pertenencias y condenado a la propiedad a abonar las costas del proceso. Y este lunes el juzgado número 2 ha notificado que admitía su demanda penal por los hechos, lo que dará paso a una investigación de lo ocurrido.

La denuncia penal fue interpuesta por la familia por los presuntos delitos de prevaricación, robo, hurto y allanamiento de morada. Su abogado, Jesús Rodríguez, lamenta que la propiedad siga dando la espalda al drama de su inquilina, tras la cadena de errores que dejó a esta mujer en la calle y con su vivienda medio vaciada. El letrado explica a este diario que en breve solicitarán que se haga efectiva la orden del juez de retornar los bienes sustraídos, ya que hasta ahora nadie ha aclarado dónde fueron a parar tras el desahucio erróneo.

La admisión de la denuncia penal ha sido otra buena noticia para la afectada, que exige justicia y a lo largo de estas semanas ha lamentado que nadie le haya pedido perdón por lo sucedido. Esta vía es paralela a la denuncia civil con la que reclaman una indemnización por las pérdidas y "el daño moral".

Le vaciaron el piso

El pasado 19 de febrero, mientras la anciana pasaba unos días en casa de su hijo con motivo de unas pruebas que se tenía que realizar en Terrassa, una comitiva judicial acompañada de un representante de la propiedad desahució el piso, situado en el sobreático del edificio en L'Hospitalet, cuando realmente la orden de lanzamiento era para el ático primera. La falta de señalización en el edificio tras unas obras y diversas negligencias condujeron al error.

Noticias relacionadas

La víctima no se dio cuenta hasta pasados unos días, cuando pudo recuperarlo, pero descubrió que ya habían desaparecido muchos de sus muebles, artículos personales, alguna joya y dinero que guardaba en casa. Entre los bienes figuraba un libro de memorias que estaba escribiendo hace unos años para legar a su familia.

Más noticias de L'Hospitalet en la edición local de EL PERIÓDICO