29 nov 2020

Ir a contenido

El juez de Barcelona Joaquín Aguirre que investiga la financiación de Waterloo y del 'procés' sostiene la presunta trama supusestamente liderada por el 'expresident' Carles Puigdemont, y en la que participarían David Madí, Xavier Vendrell, Xavier Vinyals y Jaume Cabaní, pretendía crear un modelo económico al margen de la regulación vigente "blanqueando todo o parte del dinero presuntamente malversado procedente de subvenciones fraudulentas" en criptomonedas, y financiar la llamada 'república digital'. El propósito, según un informe de la Guardia Civil que forma parte de la causa de la operación Volhov, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, era implementar un sistema de 'bitcoin' "para operar al margen de los controles de las autoridades europeas y españolas" y para "disponer de financiación, originariamente procedente de fondos públicos, para avanzar hacia la independencia".