01 abr 2020

Ir a contenido

FALSA ALARMA

Álex Lequio Obregón recibe el alta médica

El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lecquio ingresó en el hospital por una gastroenteritis que le contagió su madre

Álex Lequio regresaba en la clínica Ruber el pasado 21 de febrero, acompañado por su madre, Ana Obregón.

Álex Lequio regresaba en la clínica Ruber el pasado 21 de febrero, acompañado por su madre, Ana Obregón. / EUROPA PRESS / ÁNGEL DÍAZ

El reciente ingreso en el Hospital Ruber Internacional de Álex Lecquio, hijo de Ana Obregón y Alessandro Lecquio, se ha quedado en una simple gastroenteritis. Así lo ha explicado la actriz, a la salida del centro, respondiendo a los rumores que apuntaban a que su hijo habría sufrido una recaída en su tratamiento contra el cáncer, que padece desde el 2018.

Saltaron todas las alarmas cuando el joven empresario, fue visto entrando en la clínica la semana pasada. Las sospechas de una posible recaída empezaron a disolverse cuando Alessandro Lecquio explicó a la salida de Mediaset que su hijo estaba "tranquilo y ya está". El conde italiano añadió que "el cáncer es una enfermedad larga y dura, pero Álex está esperanzado y nosotros también. Está muy optimista".

Ana Obregón fue quien, finalmente, desmintió los rumores al aclarar el motivo real por el que su hijo habría ingresado en el hospital el pasado viernes. "Ha sido solo una gastroenteritis que además le he contagiado yo", explicó la actriz en la revista Corazón. A la pregunta de por qué había visitado tan frecuentemente la clínica durante la pasada semana, Obregón aseguró que "si me han visto en la Ruber ha sido porque mi madre también estaba ingresada por la misma razón".

Además detalló que Álex solo pasó una noche ingresado antes de recibir el alta médica, y ahora deberá tomarse unos días de descanso en casa antes de retomar su actividad empresarial. Respecto a la enfermedad que sufre, la actriz confirmó que "seguimos con el tratamiento, pero todo está controlado".

Temas Cáncer