EL PASTELERO CREA UNA MONA QUE IRÁ CAMBIANDO TRAS CADA BARÇA-MADRID

Escribà mete a Messi y Ronaldo en una mona

Escribà observa la mona de Messi y Ronaldo, ayer.

Escribà observa la mona de Messi y Ronaldo, ayer. / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
F. I. / BARCELONA

Christian Escribàtiene alma de rockero (es amigo deLoquillo,ha hecho un pastel para U2 y se hace fotos abrazado aAndrés Calamaro),ideas punks y amigos cabales. Cuando se planteó dedicar la mona de Pascua que cada año planta en su escaparate de Gran Via a la serie de cuatro Barça-Madrid, una de sus primeras ideas tenía aMourinhocomo protagonista. Pero alguien que le quiere bien le susurró que lo que le pedía el cuerpo era políticamente incorrectísimo (el pastelero es muy culé), así que, tras darle varias vueltas, decidió hacer dosclicksde Famobil de chocolate de 1,20 metros de altura inspirados enMessiyCristiano Ronaldo. Como Mou, no abren la boca.

Noticias relacionadas

La pieza, de 80 kilos, irá cambiando según los resultados de los cuatro partidos. Así, la sonrisa del argentino podría pasar al portugués, aCR7se le podría añadir alguna lágrima si pierde otra vez con los azulgranas, quizás aparezca unclickdando un puñetazo con un guante de boxeo a otro si un triunfo es contundente... «Improvisaremos y trabajaremos de noche. Al día siguiente, la mona estará actualizada», avanzó el pastelero, que ha dirigido a cuatro especialistas durante una semana.

UNA MANITA DE CHOCOLATE / Para darle un toque más futbolero a la presentación,Escribàinvitó aJulio Salinas, Joan Gaspart yMario Cifuentes,portavoz de las peñas madridistas de Catalunya. Los tres participaron en una porra para la final de Copa cuyo ganador se llevará su peso en chocolate: el exjugador apostó por el 3-1, al expresidente azulgrana no le creyó nadie (1-0) y el merengue hizo su papel (victoria blanca por 2-1). El líder de Los Rebeldes,Carlos Segarra,que andaba por allí, no hizo su pronóstico. Para participar en el juego hay que comprar una manita de chocolate muy parecida a la que el pastelero creó para celebrar el último 5-0 azulgrana. Demasiado punk para los madridistas.