Ir a contenido

Visto en Facebook

La carta viral de un veterinario a los "asesinos" que ponen trampas para perros en los parques

"Ni siquiera puedo desearte que pagues por lo que has hecho porque estás muerto en vida"

María Aragón

La carta viral de un veterinario a los "asesinos" que ponen trampas para perros en los parques

"No matas a un perro, matas a toda la familia que tiene detrás". La emotiva carta de este veterinario se ha vuelto viral en Facebook. Recogida por la Asociación Salvando Vidas, que trabaja por el bienestar de los perros, trata no solo de narrar el dolor que sienten las personas que aman a ese perro, sino de apelar a los propios sentimientos del que llama asesino: "Eres un monstruo, estás muerto en vida".

El especialista narra cómo había tenido que ver a un niño de 10 años destrozado, llorando sin cesar, porque su perra había ingerido carne con clavos en el parque mientras él mismo la paseaba. "No sabemos si sobrevivirá, los clavos han perforado el intestino", dice acompañando el texto de una radiografía y de los clavos que tragó. 

Y entonces se dirige a quienes odian a los perros y acostumbran a estos actos infames: "No matas a un perro, matas a ese niño que lo quiere como a un hermano, matas a toda la familia que tiene detrás, a sus conocidos que ven cómo sufren, y a los veterinarios que no han podido hacer nada para salvarlo".

Además, explica que nadie sabe la historia detrás de ese perro, que quizás sea el más bueno del mundo y nunca hizo daño a nadie. "No conoces a ese niño ni la vida de mierda que ha tenido, ni las dificultades por las que esta pasando esa madre soltera que lo está criando sola. Ese perro era su único apoyo. No los conoces de nada y les has destrozado la vida a todos", lamenta. "Tú que tanto odias a los animales, y te crees mejor que ellos, una vez más demuestras lo miserable que puede ser un ser humano, hasta donde alcanza el odio y la locura".

Por último, y una de las frases más aplaudidas en los comentarios, llama monstruo al autor de este lamentable acto: "Tú, que envenenas a los perros. No eres una persona, eres un monstruo, y ni siquiera puedo desearte un castigo y que pagues por lo que has hecho, porque tú ya estás muerto en vida".