Ir a contenido

denuncias de abusos y machismo

#MeToo, un movimiento de hace 10 años que se reactiva con el 'caso Weinstein'

Cuando la actriz Alyssa Milano invitó a mujeres de todo el mundo a hablar públicamente de los acosos sufridos, retomaba una campaña impulsada hace una década por Tarana Burke

El Periódico / Barcelona

Simulación de un caso de acoso sexual en el trabajo.

Simulación de un caso de acoso sexual en el trabajo. / Albert Bertran

Las ramificaciones del caso Weinstein son como los tentáculos de un pulpo: múltiples y alargadas. Miles de mujeres de todo el mundo han llenado las redes de relatos de abusos sexuales que han sufrido en propia carne bajo la etiqueta #MeToo (Yo también),  un movimiento que en realidad nació hace una década y en el que muchas encuentran ahora valor para hablar.

Cuando la actriz Alyssa Milano invitó a mujeres de todo el mundo a denunciar casos de abuso y acoso machista en Twitter hace una semana, no imaginaba que los mensajes se contarían por cientos de miles, pero tampoco sabía que esa campaña por dar voz a las víctimas la impulsó una activista llamada Tarana Burke tiempo atrás.

La chispa: oír un caso de abuso

En 1996, mientras trabajaba en un campamento para niñas, Burke escuchó el testimonio de una menor que había sufrido abuso por parte de un familiar y no pudo hacerle frente. Esa fue la chispa que prendió Me too Movement (Movimiento yo también), centrado en mujeres jóvenes que han sido víctimas de abuso, agresión o explotación sexual.

Opinión exprés

'#MeToo', sí... yo también

Isabel Llanos López

Periodista y experta en seguridad.

Burke, directora de programas de la organización de Brooklyn (Nueva York) Girls for Gender Equity, recibió el reconocimiento público de Milano, quien difundió en las redes sus iniciativas y consideró "descorazonadora e inspiradora" la historia que dio origen al movimiento.

En una entrevista con la cadena CNN, la activista ha aplaudido la popularidad que ha ganado estos días Me too tras el escándalo de abusos sexuales del productor Harvey Weinstein, acusado en sendos reportajes de The New York Times The New Yorker de comportamientos que van desde el acoso hasta la violación, denuncias realizadas por más de 40 mujeres.

No obstante, pese a la viralidad de Me too (según Facebook, casi la mitad de los estadounidenses tienen un amigo que ha publicado la etiqueta), Burke se ha mostrado preocupada por la "amplificación" de las experiencias de las víctimas. "Me preocupa que revelen su estatus de supervivientes en masa en las redes sociales y no tengan espacio para procesarlo", ha asegurado.

Experiencias compartidas

El movimiento en las redes continúa, dejando constancia de la magnitud del problema y nutriéndose de comentarios, la mayoría de mujeres, que han dado valor a otras víctimas de abusos sexuales para compartir sus experiencias.

Es el caso de las actrices America Ferrera Reese Witherspoon, que han revelado ser víctimas de abuso infantil, o Lupita Nyong'o, que también ha acusado a Weinstein de acosarla sexualmente en dos ocasiones, y también de varias senadoras demócratas que, preguntadas por la cadena NBC, se han pronunciado sobre sus historias.

Una senadora de EEUU, 'MeToo'

Elizabeth Warren, senadora de Massachusetts, ha relatado que, cuando era profesora de Derecho, un miembro de su facultad de mayor rango le dijo que si podía acudir a su  despacho. "No lo pensé mucho y fui. Cerró la puerta de un portazo y vino a por mí. Era como una película mala, me perseguía alrededor del escritorio intentando ponerme las manos encima", ha recordado.

El espacio de apertura que ha propiciado el movimiento ha generado más revelaciones en torno a la cultura del acoso sexual en Hollywood: este domingo, el diario Los Angeles Times ha publicado un reportaje donde casi 40 mujeres acusan al director James Toback de este comportamiento a lo largo de décadas.

Abusos sonados y suspensión de un programa en Francia

Pero el caso de Weinstein no es nuevo, ni mucho menos. El mundo del espectáculo está lleno de casos sonados de acoso sexual. Y no solo en Estados Unidos. Hace unos días, sin ir más lejos, la cadena privada M6 ha suspendido en Francia el conocido concurso Got talent ante las denuncias de acoso sexual contra uno de los miembros del jurado del show: el productor canadiense Gilbert Rozonoso.

Pero no hay que olvidar las acusaciones contra Bill Cosby, las denuncias de Tippi Hedren contra Hitchcock, las violaciones a menores de Roman Polanski o el polémico rodaje de El último tango en Paríspor poner solo cuatro ejemplos de los casos más abundantes y sonados.

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook

     
       
       
              
               
   
0 Comentarios
cargando