Ir a contenido

Dos agresiones

Lupita Nyong'o también acusa a Harvey Weinstein de acosarla

La oscarizada actriz cuenta dos casos de insinuaciones sexuales del productor cuando ella todavía estudiaba interpretación

El Periódico / Barcelona

Lupita Nyong’o durante la ’New York Fashion Week’, en septiembre de 2017. 

Lupita Nyong’o durante la ’New York Fashion Week’, en septiembre de 2017.  / AFP / Dia Dipasupil

La lista de actrices que denuncian el acoso y trato vejatorio por parte de Harvey Weinstein no para de crecer. Ahora es el turno de Lupita Nyong'o, que acusa al productor de insinuársele sexualmente cuando la actriz buscaba abrirse un hueco en la industria.

En una extensa carta publicada en el The New York Times, la actriz mexicano-keniata relata todos los desagradables encuentros que tuvo con el productor en el inicio de su carrera, cuando todavía estudiaba interpretación. Como ella, muchas actrices estaban "expectantes" por conocer "gente poderosa" en la industria, aunque algunas voces -femeninas, la mayoría de las veces- ya advertían en él ciertos comportamientos de "matón"

"Después de conocerle en Berlín, me invitó a la proyección de una película en su propia casa", relata Nyong'oganadora del Oscar en el 2014, que afirma que Weinstein le indujo con insistencia a beber alcohol durante una comida ese mismo día. "A los 15 minutos de película dijo que me quería enseñar algo. Me llevó a su habitación y me dijo que quería darme un masaje. Por primera vez, me sentí indefensa", cuenta la actriz.  Finalmente fue ella quien masajeó al productor y este, en un momento dado, se quitó los pantalones."Me quejé y me negué en rotundo, y él se enfadó", señala la intérprete.

Un comportamiento sistemático

Nyong'o denuncia lo que era un modo de actuar deliberado: los miembros de la casa, tanto sus hijos como el servicio doméstico, se encontraban en una sala insonorizada, mientras que a ella la llevó a la habitación. "No sabía cómo proceder sin poner en peligro mi futuro, pero sí sabía que no aceptaría más visitas a espacios privados con Harvey Weinstein", escribe la actriz, que por entonces dice "creer" que se trataba de un "comportamiento habitual" en la industria del cine.

Años después el productor volvió a la carga, esta vez en una cena en Nueva York tras una proyección. "Me invitó a subir a una habitación privada, pero me negué y me acusó de ser "demasiado ingenua"", prosigue. "Si quería ser actriz, entonces tenía que estar dispuesta a hacer ese tipo de cosas", afirma que pensó entonces, antes de pedir un taxi para marcharse del lugar. A raíz de aquello, Nyong'o no volvió a colaborar con Weinstein ni su productora. 

Conspiración del silencio

La oscarizada actriz reconoce que comparte estas experiencias "porque ahora sé lo que no supe entonces". "Harvey me dijo: "Esto es la manera en la que es". Pensé que a nadie le importaría mi caso, y mi plan consistió en evitar hombres como Harvey a toda costa". Ahora, con decenas de mujeres alzando la voz en contra de los abusos y la violencia sexualLupita Nyong'o ha visto el momento adecuado para contar sus experiencias."Hablo para cerciorarme de que no es el tipo de comportamiento que merece una segunda oportunidad, para contribuir a acabar con la conspiración del silencio", concluye el texto.