29 feb 2020

Ir a contenido

Carta de un discapacitado: Somos capaces, no tenemos que demostrarlo

Andrés Hinarejos Montano

Barcelona

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Ayer volví a ver el documental 'Vidas Diversasy entiendo a medias por qué gente llena de ilusión, ideas, ganas de hacer cosas tenemos que demostrarlo en un documental porque nuestros vecinos nos ven indefensos. Particularmente vivo feliz, como cualquier otro individuo, con mis altibajos, tengo una familia, amigos, he trabajado en lo que he podido y mi economía se puede decir que está saneada, y todo esto sin mucha ayuda por parte de la Administración. Por eso mismo no entiendo que tenga que demostrarlo.

Es cierto que desde que, no sé muy bien cómo, llegó a mis oídos que podía acogerme a un proyecto del ayuntamiento, gestionado por Ecom, basado en una apoyo en forma de ayudante personal (AP), vivo más la vida casi en todos los aspectos. Imagino que, si hace 40 años me hubieran ofrecido esta misma ayuda, no me hubiera comido el mundo pero todo habría sido diferente. Me enoja saber que la administración no le proporcione un ayudante personal a toda perosona que lo necesite; me entristece que las familias acarreen con la carga desbordante que supone la merma intelectual o física de un allegado. Recuerdo las imágenes recientes de una madre, bastante mayor, subiendo y bajando las escaleras con su hijo a cuestas. Denigrante para un país desarrollado.

El documental 'Vidas diversas' me hace reflexionar sobre esta sociedad en la que todo vale, y que por el hecho de no poder andar, hablar o ver te aísla y te encasilla en el pelotón de los débiles, en el subsuelo del rol cotidiano, en el umbral de la puerta del trastero, lo que lleva a las personas protagonistas de la peli a desmoronarse.

Como país solidario, hemos de acoger y ayudar a personas necesitadas del resto del mundo, pero sin olvidar a los que residimos aquí. Y Ecom creo que es la enseña de ello; los años que lleva luchando por ello lo avalan, y creo que hay que agradecérselo por escrito.

La sociedad nos ha de demostrar que sus prejuicios son quimeras inventadas, son visiones aprendidas, son engendros heredados. Nosotros no deberíamos tener que demostrar lo capaces que somos; simplemente, somos capaces.

Participaciones de loslectores

Másdebates