02 jun 2020

Ir a contenido

"Usted tiene 'rutinitis'"

Cristina Gómez

Una madre acompaña a su hija al colegio.

Una madre acompaña a su hija al colegio. / JOSÉ LUIS ROCA

Soy una alma libre, atrapada en el cuerpo de una madre trabajadora. Es decir, me siento rara y un poco inusual muy a menudo.

Sueño con estar todo el día al aire libre, miro más allá de la ventana de la oficina, pensando que el fin de semana estaré en plena naturaleza y cosas así. Tengo ganas de volver a practicar surf, a mi edad (46) realmente raro, según me dicen. Esta sensación es algo muy constante, quizás demasiado. Por eso ahora me estoy reinventando. Me inspiran muchísimas cosas y no funciono bien si estoy encerrada o tengo un empleo monótono. Se me da mejor el trabajo versátil, creativo o que implique algo de autonomía e inquietud.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Mi cuerpo me pide esa libertad, que la ciudad, el tipo de trabajo y mi rutina familiar no me permiten. Hay personas que prefieren la vida sin sorpresas ni cambios, yo sin embargo escojo un camino distinto al trabajo o al colegio cada día y cocino siempre las recetas de una nueva forma o improviso, me entusiasma salir de mi entorno habitual y conocer gente de todas partes y diferentes gustos. Imagino que nos mudamos a otro país (ya lo probé y repetiría experiencia). Me gusta innovar, como conclusión.

Sé que en mi vida laboral me he equivocado mucho de camino. Aún creo que puedo cambiar mi hoja de ruta y emplearme en eso que tanto me va. Pero cuesta, como siempre, encontrar el tiempo: levantarse pronto, ir a trabajar, salir y ocuparse de los niños y de la casa, no da tiempo ni para pensar. Después de escuchar a tantos gurús (casi siempre hombres, tengo que decir), digo yo que deben ganar tiempo en una vida paralela, porque en esta no da (según ellos, si te organizas, siempre encuentras el tiempo).

Hombres de negocios, emprendedores y emprendedoras, ¿realmente se encargan de los niños (y no me refiero a dejarlos con canguros si es que el sueldo llega para todo, claro está) y de la casa (de pensar en el menú semanal, la economía familiar, ir a comprar...)? ¿Cómo lo hacen para centrarse, dejar de estar estresado y poder enfocarte en lo que quieres? La respuesta, seguramente, sea un no rotundo. Explíquenme, gurús del siglo XXI, cómo hacen pues. ¿Alguna idea?

Creo que abordar el tema de la conciliación y el papel que aún tenemos las mujeres en la sociedad y en el ámbito laboral es crucial también para proponer cambios reales y llegar donde queremos. Tal como leí en un libro "usted tiene rutinitis". Bueno, pues sí, entre otras cosas...

Participaciones de loslectores

Másdebates