El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Travesía por el mar isotónico

Miguel Lorenzo

Arrate ArrizabalagaBilbao

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Jueves, 9 de agosto del 2018 - 05:45 h

El norte y el sur, el verde y el ocre. El verde de la esperanza y del éxito frente a la miseria y la crudeza del ocre. La utopía, en cambio, no parece consolidarse como tal. La globalización hace un guiño al cambio, aunque de mientras el ocre y el verde siguen viéndose en un cara a cara.
Y es que son 40 millas náuticas, la distancia del verde al ocre, de España a Marruecos, compartiendo el estrecho de Gibraltar. Es en Marruecos donde muchos hallan la oportunidad para llegar al verde que les dé la esperanza. Ante esta situación, poca esperanza le queda al ocre. Está la opción de considerar a verde cobijo o la de última instancia, la de dios.

Y es que dios es Jesús, es Alá, es Buda, y dios es también aquel que tiende un pequeño objeto redondo e hinchable, objeto que te hace flotar y por ende vivir. Es el caso del Aquarius, el barco que da fuerzas como toda bebida isotónica y que podría considerarse como otro dios más
A continuación, el zozobre del barco va acompañado de cantos de alegría y esperanza, cada vez más cerca del verde. Es aquí cuando surge la incógnita: ¿es acaso preferible tener a dios preparando su banquete de bienvenida ahí arriba o tener a un varón uniformado y armado rodeado de incompresibles papeles?

Algo está claro: aquí el único que se digna a escuchar las plegarias deber de ser el de arriba, o eso dicen, ya que nadie quiere rendir cuentas.
El banquete resulta apetecible, aunque la llamada para llegar y vivir en verde no termina de apagarse, luchando contra el apetecible cobijo del todo poderoso. De este al menos ya se sabe que controla y domina, pero parece ser que con banquete y algún otro tipo de comodidad. Es así como la intensidad de ocre aumenta, aunque por poco tiempo sea.

Parece que el personal de ayuda humanitaria tratando de ocultar su preocupación escucha y la bebida isotónica da fuerzas. De mientras los poderosos de abajo no se dignan a hacer presencia en el punto de conflicto, la frontera, les basta con decir que todo marcha bien y la situación está controlada. El sueño termina ahogándose o bien antes de recibir el azúcar de la bebida o una vez en tierra verde de “esperanza”.

Participaciones de los lectores

En un ensayo de lucidez, ¿qué sucedería si no votáramos?

Maria Olga Santisteban Otegui Zalla

Supongamos o imaginemos un pueblo o ciudad o cualesquiera donde se deben celebrar elecciones (ya porque toque o bien porque deban repetirs... Seguir leyendo

Òscar Camps, un candidat pel Nobel de la Pau

Josep Ballbè Terrassa

De ben segur que, enguany, arribo tard. Si no és pel 2019, plantejo que es tingui seriosament en compte per l'any vinent. Alguns pensaran que algú com jo no és ningú... Seguir leyendo

Democràcia i monarquia, conceptes que no s'avenen

Narcís Banchs Gelida

Que Catalunya ha estat sempre el motor econòmic d'Espanya és prou sabut. La història n'és plena d'exemples que ens ho demostren. Eus aquí ... Seguir leyendo

"Gracias señora Colau, por su persimividad ante la inseguridad"

Héctor Rigo Barcelona

Gracias señora Colau por la situación de inseguridad en la cual se encuentra Barcelona, situación que se debe, si no exclusivamente pero sí en buena medida, ... Seguir leyendo

Isabel Díaz Ayuso y la cúpula de imputados de todas las investiduras

maria jesus barragan gomez BARCELONA

Al ver la investidura de la presidenta de Madrid, me vino una imagen de la película El Padrino. La escena era en la que Marlon Br... Seguir leyendo

Populismos peligrosos y demagogia ante la seguridad ciudadana

Jaime Rodríguez Soto Cunit

Dice la periodista Eva Arderius en su artículo ... Seguir leyendo

17-A: Menos partidismo con el dolor de las víctimas

José Manuel Fernández Arroyo Barcelona

La conmemoración en Barcelona del segundo aniversario de los atentados del 17-A en La Rambla y Cambrils ha resultado decepcionante y, sobr... Seguir leyendo

"La estrategia del caos, la gran baza de la extrema derecha"

Alex De Gregorio Rocasolano Jaumot Barcelona

La estrategia del caos es la gran baza de la extrema derecha. Un camino a seguir no sabemos marcado por quién pero que ha tenido un claro despegue m... Seguir leyendo

El "fàstic projectiu" o com es rebutja a grups humans vulnerables

Xavier Serra Girona

Les emocions humanes són un misteri, oi? Governen bona part de la nostra vida. A la pel·lícula Del revés... Seguir leyendo