Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"La no renovación de los órganos judiciales españoles tiene un objetivo claro"

El Rey Felipe VI antes del acto de apertura del Año Judicial en el Tribunal Supremo, junto a el Carlos Lesmes.

El Rey Felipe VI antes del acto de apertura del Año Judicial en el Tribunal Supremo, junto a el Carlos Lesmes. / David Castro

De todos es sabido que los órganos de justicia deberían actuar de manera imparcial y sobre todo ser independientes. Pero, por desgracia, y viendo sus últimas actuaciones y resoluciones, algunos órganos de la justicia española se están caracterizando por lo contrario, lo que los está convirtiendo en otro partido político al servicio de unos determinados intereses e ideologías. Sus resoluciones, una y otra vez, defienden a los que más tienen y son afines a sus postulados conservadores, en perjuicio de los que adolecen de recursos y son contrarios a sus principios ideológicos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Con sus argumentaciones falaces y a veces insensatas, imponen sus intereses políticos frente a la sensatez y la racionalidad. Y, ante todo, demuestran que se están tomando posturas políticas extremas más acordes con épocas pasadas y con cierto cariz dictatorial, cuando archivan causas que claramente demuestran xenofobia, ataques a la igualdad y la convivencia, con la excusa de una falsa libertad de expresión.

La no renovación (por intereses políticos, por la negativa fundamentalmente de la derecha y la ultraderecha acompañada por los falsos liberales, pese a ser este hecho inconstitucional) de órganos tan importantes como el Tribunal Supremo, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo e incluso el Tribunal Constitucional no está ayudando en nada. En realidad, estos partidos conservadores, con su bloqueo, están secuestrando de manera anticonstitucional a estos órganos, lo que provoca una paralización interesada o, peor, una politización de la justicia española, cosa que solo se comprende por el objetivo de continuar teniendo a su favor a dichos órganos judiciales. ¿Por qué no dimiten?

Participaciones de loslectores

Másdebates