23 oct 2020

Ir a contenido

"Quienes conservamos el puesto de trabajo debemos colaborar económicamente para que el Estado no se desangre"

Rafael Soriano

Terraza de un restaurante vacía en la plaza Pau Vila de Barcelona, este miércoles.

Terraza de un restaurante vacía en la plaza Pau Vila de Barcelona, este miércoles. / Europa Press / David Zorrakino

Nos contagiamos de covid cuando estamos sin mascarilla en contacto con otras personas, y esto ocurre en dos circunstancias: comiendo o bebiendo -bares, restaurantes y ocio nocturno- y en reuniones familiares y de amigos y prácticas de deporte de equipo porque nos autoengañamos pensando que "con conocidos no me va a pasar nada". No nos contagiamos en el trabajo, colegio, paseando ni yendo a comprar o a la peluquería. Por tanto, para atajar la curva ascendente de contagios y muertos hay que cortar esas vías de contacto. La primera ya se ha hecho, pero es necesario volver a prohibir las reuniones de personas no convivientes en domicilios.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las personas afectadas que se queden sin trabajo -tanto asalariados como autónomos y pequeños empresarios- deben tener derecho a ayudas económicas, y el resto de personas que conservamos el puesto de trabajo debemos colaborar, ya sea en forma de una subida del IRPF, congelación salarial los funcionarios o similar si no queremos que el Estado se desangre y no pueda afrontar otros gastos e inversiones necesarias que habría que eliminar para afrontar esos pagos.

Participaciones de loslectores

Másdebates