Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"El valor y la osadía en el mundo religioso"

Un hombre y su hijo rezan ante uno de los altares de flores y velas en París.

Un hombre y su hijo rezan ante uno de los altares de flores y velas en París. / LOIC VENANCE (AFP)

No es fácil comprender por qué los cristianos nos atrevemos tan poco. En general somos tibios, neutros y cuitados. También parecen serlo los tiempos actuales. Sin embargo, no faltan grandilocuencias, excesos, aspavientos, osadías, descaros... formas más o menos sofisticadas de imposición y de violencia que confunden la contundencia con el arrojo, la precipitación con la decisión, el arrebato de un gesto de imposición con el valor.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El mundo religioso debería tocar las fibras íntimas de la vida de la gente, en los aspectos personales de la vida y la muerte; la relación entre las generaciones, el verdadero sentimiento del futuro, "pues los hijos de este mundo son más astutos y sagaces en el trato con los suyos que los hijos de la luz" (LC 16,8).

Participaciones de loslectores

Másdebates