27 oct 2020

Ir a contenido

La perpetuación del franquismo

Mario Martín

Mario Martín

20 de noviembre de 1975. Tengo 16 años, mis preocupaciones son  las de casi cualquier día normal: he ido al trabajo por la mañana y  ahora, po la tarde, a la academia. Atravieso el centro de Madrid: Puerta del Sol, calle Mayor, Arenal... Y, a la altura del número siete de  esta calle, la gente va tomando posiciones en una larga fila que ya hay  formada para ver el cadáver de Franco, que dicen se expondrá en el  Palacio Real ¿Quién puede tener curiosidad por hacer una cosa así?  Pero ante la gran aglomeración creada, parece que hay muchos curiosos. Madre mía, ¿cuánta gente puede ocupar el espacio desde aquí hasta el  Palacio Real? Si no lo veo, no lo creo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El muerto al hoyo y el vivo al bollo. Ya está bien de hablar de los  40 años desde la guerra civil. Tiene que existir un futuro  mejor, un mañana que deje atrás el doloroso ayer.

20 de noviembre de 2015. Han pasado 40 años de aquellos  recuerdos, tan rápido, que da vértigo pensar que también lo harían en  su momento los que finalizaron en 1975, y que mi abuelo o mi padre,  tendrían entonces la misma sensación que yo tengo hoy. La perspectiva  real del tiempo es la comparación entre los sueños y las ilusiones de  entonces y lo que hoy tenemos ante nuestros ojos.

La opinión sobre estos últimos 40a años es particular de cada uno, pero partiendo de un hecho objetivo: Franco murió en 1975, se  podría decir que el franquismo ha sabido perpetuarse hasta nuestros días.

Participaciones de loslectores

Másdebates