El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Hoy toca escucharnos a las mujeres

ALBERT BERTRAN

Decenas de miles de personas, en la manifestación feminista de Barcelona.

Alba Carod CamazónZaragoza

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Martes, 13 de marzo del 2018 - 09:30 h

Hace tiempo que dejé de creer en la sociedad, una sociedad que tenía por bandera valores que lo único que hacen es separarnos.

Pero el 8 de marzo algo me hizo ver que el cambio es posible. No sé si serán los gritos de las que ya no están, los carteles que llevaban mujeres con el único fin de ser leídas y escuchadas o el sentimiento de que por fin éramos todas un solo movimiento, un movimiento negro y morado cuyo objetivo es derribar las barreras entre hombres y mujeres, cuyo único objetivo es la igualdad.

El 8 de marzo hicimos algo muy grande. Dejamos a un lado las banderas, las ideologías, los himnos... las diferencias. Y, por fin, la sociedad, esa que decía que éramos cinco o seis vio lo que es el feminismo real: unas mujeres unidas, nietas de las brujas que no pudieron quemar, acompañadas de hombres que también quieren lo mismo para nosotras. Unos hombres a los que, aunque el lema fuera"Sin nosotras el mundo se para", también hay que darles las gracias por alzar la voz con nosotras, por apoyarnos, por darnos la mano, por ser miembros también de este movimiento. Y, por fin, volví a creer que dentro de esta sociedad sigue habiendo gente que cambiará los esquemas y que posiblemente cambiará el mundo a mejor.

Porque ya tocaba, ya era hora de que los que supuestamente nos representan se den cuenta de que el 8 de marzo millones de mujeres se levantaron en las calles diciendo "queremos ser valientes", "queremos estar vivas", que "basta ya de tanta brecha salarial", que "no son muertes, son asesinatos" y que "estamos hasta los ovarios de tantos cojones". No creo que sea porque lo están haciendo muy bien.

Patada feminista en la boca del machista. El 8 de marzo gritamos, hoy os toca escucharnos.

Participaciones de los lectores

La Unión Europea no apoyará nunca un desmembramiento de una parte de España

Antonio Pujol Armenteros Barcelona

El grado de la autonomía personal, como la de los Estados soberanos, está condicionado por la suficiencia económica. O sea, del nivel de recurs... Seguir leyendo

D'Amèrica a 'Trumpilàndia'

Xavier Faura Philadelphia (USA)

Donada l’actual inoperativitat tant de la Cambra de Representants (el Congres) com el Senat, proposo l’abolició de les dues Cambres -un estalvi de diners... Seguir leyendo

Rèplica municipal a la carta 'La Casa Hurtado de Barcelona'

En resposta a la carta al director de la senyora Gloria Tamborero ... Seguir leyendo

"Antes orinaban, ahora han defecado en los portales de la ronda Guinardó"

Inmaculada Vicente Barcelona

¿Alguien puede decirme qué está pasando en Barcelona? Hace unos días denuncié que, desde que en la ronda Guinardó instalaron una marquesina del H6, hay personas que&... Seguir leyendo

Els propietaris de pisos són ara entitats sense ànima

Miquel Pucurull Barcelona

Al greu problema dels preus dels lloguers dels pisos i la manca d’habitatges socials se n’afegeixen d’altres. Hi havia un temps en què el llogater ... Seguir leyendo

La ANC promueve otro boicot a productos catalanes

Carlos Marcos Barcelona

Lo bueno de tener cierta edad es que te permite ver las cosas que ocurren con cierto distanciamiento y con todas sus contradicciones.... Seguir leyendo

Carta de un 'centennial' a Pedro Sánchez: "Tenga el honor de servir a España"

Fernando de Borbón Sevilla

Empezaría diciendo al nuevo presidente del Gobierno que soy centennial, que no estoy obligado a votar, pero que soy uno de l... Seguir leyendo

"No me ayuda que me recordéis constantemente que mi bipolaridad es crónica"

Nuria Prats Santa Coloma de Gramenet

Réplica a la carta 'La inmigración hizo próspera a Catalunya'

Pau Ferrer L'Hospitalet de Llobregat

Dícese que la tarea del francotirador no es la de sumar más bajas al enemigo, sino la de sembrar el caos, el miedo y la inseguridad, dada ... Seguir leyendo