"Es extraño que lo insólito se haya convertido en cotidiano"

Messi abandona el estadio de La Cartuja tras ser expulsado.

Messi abandona el estadio de La Cartuja tras ser expulsado. / Reuters / Marcelo del Pozo

Andrés Rodríguez

Es extraño. Es extraño ver un concierto en diferido y ver gente apelotonada cantando al unísono. Es extraño que la calidez de las gradas de fútbol sea sustituida por tecnología. Es extraño ver una sonrisa camuflada tras una mascarilla. Es extraño tener que estar en casa antes de las diez un sábado noche. Es extraño tomarse la temperatura antes de entrar a trabajar cuando antes bastaba con un "¡Hola! ¿Qué tal?". Es extraño. Pero tras un año, lo insólito se ha convertido en cotidiano. Y el futuro ¿será extraño?.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates