13 ago 2020

Ir a contenido

"La serie 'Drama' de TV-3 refleja la realidad lingüística de Catalunya"

Cristobal Gonzalez Hurtado

Una imagen promocional de la serie ’Drama’, que actualmente emite TV-3.

Una imagen promocional de la serie ’Drama’, que actualmente emite TV-3. / TV-3

Leo con cierto malestar las declaraciones hechas en Twitter por la 'consellera' de Cultura del Govern sobre la nueva serie que emite TV-3, 'Drama'. Ha comentado sin rubor que a veces oye "demasiado castellano" en TV-3 y que ello la ha obligado a dar un toque de atención a la cadena. He de decir que hace ya tiempo que he dejado de ser seguidor habitual de este canal. La continua propaganda sobre el 'procés' y la falta de objetividad en la información han hecho que me olvidase de su existencia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Por curiosidad he recuperado y visto los dos capítulos emitidos de esta serie para poder juzgar lo sucedido y cuál es mi sorpresa cuando veo que refleja la realidad lingüística de lo que es el día a día en esta comunidad autónoma. Mis felicitaciones al guionista y al director por plasmar lo cotidiano. Aquí en Catalunya, el catalán y el castellano han convivido sin problemas hasta la fecha. La práctica habitual de los ciudadanos ha sido hacer fluir de forma entrecruzada estos dos idiomas entre las personas sin ningún tipo de trauma ni opresión. Está claro que la 'consellera' y el entorno social y político que la rodea no entiende cuál es la realidad que nos rodea y prefieren aplicar su aire represivo sobre este medio público que es propiedad de todos. Para más inri, la señora Budó, portavoz del Govern, ha tenido la desfachatez de defender que nunca se interponen en la gestión de TV-3 ni presiona a la Corporación Catalana de Medios Audiovisulaes sobre sus contenidos.

¿De verdad se creen que nos tragamos lo que dicen? Acepten que Catalunya es bilingüe y potencien el uso de ambas lenguas, seguro que con ello ganaremos todos, y cuando digo todos, me refiero al conjunto de la población, no tan solo de una minoría que se cree o aspira a vivir en un mundo monolingüístico en modo Disney. El saber y practicar cualquier lengua es cultura, señora Vilallonga.

Participaciones de loslectores

Másdebates