Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Becarios en prácticas: nadie debe trabajar por amor al arte"

Unas prácticas profesionales suponen un trampolín para la carrera laboral de los jóvenes

Unas prácticas profesionales suponen un trampolín para la carrera laboral de los jóvenes / Unsplash (Unsplash)

Las prácticas deben de ser remuneradas. Que haya jóvenes ambiciosos, con muchas ganas de formarse en el sector en el cual han estado estudiando durante años, y que luego no les paguen nada, es inaceptable. Muchas empresas se aprovechan de la voluntad de aprender de los estudiantes. No tienen en cuenta que merecemos un salario mínimo o al menos una compensación simbólica. Realizamos jornadas laborales de hasta seis horas diarias, y a veces no nos dan ni las gracias. Nos ven como si fuéramos unos simples becarios que van a pasar el rato. Lo único que queremos es poder tener una buena formación para encontrar un buen trabajo. No me parece justo que se beneficien a costa de nuestro esfuerzo y motivación por aprender. En ocasiones, incluso pueden llegar a hacerte abandonar los estudios a los que has dedicado mucho tiempo. Es por eso, que ojalá para este año se apruebe una ley, como sucede en otros países, donde todos los becarios deben cobrar un mínimo por su trabajo en la empresa, ya que nadie trabaja por amor al arte.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates